A orillas del Ebro, bajo una parte del caserío del barrio de Abajo de Cillaperlata, se encuentran los eremitorios rupestres “el Covanuto” y la “Cueva Grande”.

La Cueva Grande o La Cueva es probable que diera nombre al actual Cillaperlata (Cueva de la piedra ancha).Se encuentra en  la zona occidental del roquedo sobre el que se asienta la población, abierta al río Ebro. Actualmente es de fácil acceso medienta una pasarela de madera. La Cueva Grande es una cavidad natural de gran amplitud y forma rectangular redondeada, sin retoques  reconocibles, repetidamente  reocupada por su posición junto al núcleo de población.

 

Cueva Grande de Cillaperlata

Cueva Grande de Cillaperlata

Interior de la Cueva Grande de Cillaperlata

Interior de la Cueva Grande de Cillaperlata

El Covanuto o Covanato se encuentra en la misma pared, en la aprte superior izquierda. Es de pequeñas dimensiones y de acceso impracticable. Es también una oquedad natural retallada en
forma trapezoidal, cuya ocupación prolongada es segura, aunque falten restos o elementos decorativos que permitan fijar una cronología.

Ambos habitáculos pudieron formar parte de un hábitat altomedieval, eremítico o no.