[¿? – c. 976]

Conde de Liébana (c. 961 – c. 966)

Tras un breve período en el que Fernán González, conde de Castilla aparece también como conde en Liébana, en un intervalo marcado por los conflictos entre Ordoño IV y Sancho I, un nuevo conde es citado por primera vez en el 961. Se trata del conde Fernando Rodríguez.

Fernando Rodríguez ya confirma documentos en el 959 en el monasterio de Sahagún. Pero con el cargo de conde en Liébana aparece por primera vez en un documento de Santo Toribio de Liébana datado en el 961.1  Su última aparición en Liébana es de febrero del 966.²

Sin embargo su nombre aparece más tarde, hasta el 976, en documentos de Sahagún, aunque no se puede asegurar que siguiera siendo conde en Liébana.

En el 977 hay ya con seguridad un nuevo gobernante de la zona lebaniega. Se trata del conde Gómez Díaz, hijo de Diego Muñoz, conde de Saldaña y perteneciente a la familia de los Banu Gómez.


  1. Sánchez Belda, Luis: Cartulario de Santo Toribio de Liébana, Madrid, 1948, doc. 60
  2. Montenegro, Julia: Colección diplomática de Santa María de Piasca (875-1252), Santander, 1991, doc. 18.