[ ¿? – c. 1019]. Garsea Gomize, Gartia Gomiz en la documentación medieval.

Conde de Saldaña, Carrión y Liébana (c. 984 – c. 1019)

Conde de Liébana (c. 984 – c. 1015)

Conde de León (988 – 989), (990), (998 – 999), (1007 – 1008)

Conde de Cea (1005 – c. 1013)

 

Hijo del conde de Saldaña Gómez Díaz y de Muniadonna Fernández.

Sucedió a su padre en el condado de Saldaña en torno al año 984, fecha de su primera mención documental. Concretamente del 15 de mayo del 984 en la donación de Calzadilla de Cueza al monasterio de Sahagún: «quam habeo de avorum parentumque meorum in villa…Calzatella in territorio de Carrione, in valle de Quoza»¹. El 1 de septiembre del 986 confirma como testigo en la donación de la villa de Arcello por su tío Osorio Díaz al mismo monasterio: «Gunterodo Dea dicata, Fredenando Didaci, Garsea Gomize, Velasco Gomize, Sanzo Gomez, Monnio Gomez, Fafila Fredenandiz, Osorio Fre[de]nandiz…».²

En un contexto de conflicto entre Ramiro III y Bermudo II (a quien apoyaban los condes gallegos) no es posible conocer la actitud de los Banu Gómez , aunque es posible que se decantaran por Ramiro III ya que su esposa era Sancha Gómez, hermana de García Gómez.

El conflicto acabó en el 985 con la muerte de Ramiro II y la entrada en León de Bermudo II.

 

Rebeliones contra Bermudo II (988-993)

La posición de Bermudo fue siempre débil. No pudo contener las constantes rebeliones internas y tampoco hacer frente a las acometidas de Almanzor. En torno al año 988 García Gómez protagoniza una rebelión contra Bermudo II, al parecer con el apoyo de Almanzor.

El rey Bermudo II es obligado a refugiarse en Galicia y no regresaría hasta bien entrado el 989. En ese periodo de tiempo García Gómez se hace con el gobierno de la ciudad de León. Su autoridad sobre territorio leonés aparecía consignada en un documento de San Pedro de Eslonza.3 Mientras tanto Almanzor realizó incursiones contra Zamora, Toro y Astorga (988), y Portillo y Toro (989).  Cuando Bermudo II regresó a León es posible que García Gómez se retirara a sus dominios. En esa época firma como testigo en un documento del 25 de junio de 989 en el que un tal Uitale hace donaciones a la abadesa Justa de Piasca y firma como «comite Gartia Gomiz in Liuana»4.

Pero tardó poco en encabezar una nueva rebelión pues, a comienzos del 990, Bermudo II es obligado de nuevo a huir de León y a volver a refugiarse en tierras gallegas. Dos documentos de la catedral de León datados el 1 de marzo de 990 presenta de nuevo a García Gómez como gobernante en León: «Inperantem Garsea Gomize in Legione, Sauaricus episcopus».5 Este gobierno duró pocos meses, pues el 25 de junio de ese mismo año Bermudo II ya se encuentra de nuevo en la ciudad.6 En julio García Gómez aparece confirmando un documento en Liébana «bajo el mando del rey Vermudo y el conde García Gómez en Liébana».7

Es posible, aunque no está confirmado, que los Banu Gómez apoyaran una nueva sublevación, encabezada por Gonzalo Vermúdez, tenente de Luna, Munio Fernández y Pelayo Rodríguez. Las primeras noticias del levantamiento datan de 993 y se centran en un personaje secundario, Salvador, que ya había formado parte en la sublevación de García Gómez y que posteriormente se unió a los rebeldes Gonzalo Vermúdez, Munio Fernández y Pelayo Rodríguez. En cumplimiento de una sentencia de Bermudo II, Salvador devolvía al maestro Menendo la heredad de Villa Guntini en Ieroncana.8 Esta villa había sido donada por el rey a Menendo cuando Salvador “fue rebelde con García Gómez”; pero Salvador se apoderó luego de ella cuando Gonzalo Vermúdez, Pelayo Rodríguez y Munio Fernández expulsaron de León a Vermudo II obligándolo a refugiarse en Galicia.

 

La campaña de Almanzor contra el condado de Saldaña (995)

No sabemos exactamente que ocurrió en la buena relación existente entre García Gómez y Almanzor, pero en el 995 la alianza se rompe y Almanzor organiza una expedición con el único objetivo de castigar al conde de Saldaña.

El Dikr bilad al-Andalus la describe así: «La cuadragésima quinta, la de San Román, en la que realizó una gran matanza y obtuvo muchos cautivos, regresando posteriormente».9 Ibn Jaldún es algo más concreto y dice que: «Almanzor combatió vigorosamente a la familia de los Banu Gómez. Estos condes reinaban en el país que se extiende entre Zamora y Castilla, y su capital se llamaba Santa María. Almanzor tomó esta villa el año 995.»10

San Román era la fortaleza de San Román de Entrepeñas, zona nuclear del condado de Saldaña. Y Santa María era como se conocía en esa época a la ciudad de Carrión de los Condes.

 

García Gómez, hombre fuerte de Almanzor en el reino de León (997-999)

La campaña debió servir de escarmiento a García Gómez de Saldaña quien de nuevo se convierte en un fiel aliado de Almanzor. En el 997 Almanzor encabeza una nueva aceifa que acabó con la toma total de la ciudad de Zamora y la instalación de tropas musulmanas en ella. Gómez Díaz se convierte en su mano derecha en esos nuevos dominios.

Esto lo confirma un documento de Sahagún, del 1 de marzo del 998 que documenta una resolución judicial dictada en Villalpando por el conde García Gómez en su primer año de gobierno en León y por Ibn Abu-l-Hawz, a quien se nombra como sahib al-surta (jefe de la policía) con residencia en Toro: «Hec est agnicio veritatis facta sub era MXXXVI, anno imperii domni nostri Garseani Gomiz et zahbascorta ven Abolhauz sedente in Toro ipsas kalendas marcias.»11

Esta es una muestra más de la total descomposición del poder en el reino de León en los años finales de Bermudo II. El rey fallece en el 999 y es sucedido por Alfonso V, menor de edad, tutelado por el conde gallego Menendo González y por su madre Elvira García, hermana del conde castellano Sancho García.

 

García Gómez en los inicios del gobierno de Alfonso V (999-1005)

Parece que con el cambio de monarca, la familia de los Banu Gómez vuelve a la obediencia del rey de León. Una muestra es su presencia en la Batalla de Cervera (1000) contra las tropas de Almanzor. En ella, según las crónicas cristianas y musulmanas, los musulmanes derrotaron a la coalición cristiana y nombran expresamente como derrotados al conde Sancho García de Castilla y a Gómez Díaz de Saldaña.  Los Anales Castellanos Segundos dicen:« In era MXXXVIII [año 1000] fuit arrancada de Cervera super conde Sancium Garcia et Garcia Gomez» y según los Anales Toledanos Primeros: «in Era MCCCVIII fue la arranda [arrancada] de Cervera sobre el conde don Sancho García e García Gómez»

Aún más, nos informan de que uno de los Banu Gómez fue decapitado por un jefe de los mercenarios bereberes que apoyaban a Almanzor. Posiblemente fue uno de los hermanos de Gómez Díaz: Velasco Díaz, quien no vuelve a aparecer en la documentación a partir de este fecha.

 

Anexión del condado de Cea (1005) y rebelión contra Alfonso V (1007)

Tras la muerte de Almanzor (1002), García Gómez fue uno de los nobles del reino de León que firmaron treguas con ‘Abd al-Malik Al-Muzaffar, hijo de Almanzor y su sucesor como hayib en Córdoba.

En 1005 se anexionó parte del condado de Cea a sus dominios (Cea y Grajal), hecho confirmado por un documento del monasterio de Sahagún datado el 6 de abril de 1005 en el cual Domingo Zitiz y su esposa Flora donan la villa de Morales a dicho monasterio. García Gómez firma como:«Garsea comite in Zeia et in Graliare». 12 Vuelve a aparecer en un documento del 21 de marzo de 1006 del monasterio de Sahagún como «Garsia Gomiz comis».13

En 1007 el conde García Gómez vuelve a rebelarse . Un relato retrospectivo de 1012 nos informa que al fallecer el obispo Fruela de León (1007) se desató una guerra entre los cristianos y García Gómez, aliado con los musulmanes, se apoderó de la fortaleza de Curueño (erexit super se domno Garsea Gomiz qui cum gens hismahellitarum erat), con la colaboración de quien la gobernaba en representación del prelado.14 En abril de 1007, la documentación muestra a García Gómez como comite in Legione, lo cual parece responder a una nueva ocupación de la capital por el conde rebelde.15

Los Banu Gómez mantuvieron aún su estrecha vinculación con los amiríes. Es posible que el conde Banu Gómez que es ejecutado en las cercanías de Córdoba (1009) junto al último de los amiríes,  ‘Abd al-Rahman Sanchuelo, fuera su hermano Sancho Díaz.

En el 1008 Alfonso V abandona su minoría de edad y se hace cargo del gobierno. En algún momento posterior logró sofocar la rebelión de los condes de Saldaña y restablecer sus relaciones. Un diploma de 1 de noviembre de 1013 es calendado como:«Regnante rex Adefonsus. Nunus episcopus in sede Sancte Marie. Et Garcia Gomez in Saldania. Et comite domno Sancio in Kastella.»16 El documento indica cierta normalidad o al menos una tregua en tan conflictivas relaciones.

 

Rebelión de los infidelissimos Sancho García de Castilla y García Gómez de Saldaña contra Alfonso V (1014-1017)

La influencia de los condes gallegos en la corte no tardó en ser vista con recelo por las poderosas familias condales de Castilla y Saldaña. Además, estaban emparentadas. Hemos de recordar que Gómez Díaz era el suegro de Sancho García al estar casado con Urraca Gómez. Sancho García de Castilla y García Gómez de Saldaña se rebelaron contra Alfonso V en el año 1014. 

Esta rebelión no aparece en las crónicas y se conoce por dos documentos. Uno fechado el 2 de abril de 1015, en el que se cuenta que Alfonso V acoge a un fugitivo castellano, llamado Pedro Álvarez,  que se había enfrentado al conde castellano y le da propiedades en la villa leonesa de Ablaite.17  El 14 de marzo de 1017, un mes después de la muerte de Sancho García, el propio rey da a un noble llamado Pedro Fernández la fortaleza leonesa de Castrogonzalo, quitándoselo a su tío Sancho de quien dice: «…infidelísimo y adversario nuestro Sancho, tío nuestro, que día y noche perpetraba el mal contra nosotros…»18

Es posible que como consecuencia de esta rebelión el condado de Liébana pasara a uno de los hermanos de García Gómez, a Munio Gómez, que aparece nombrado como conde de Liébana por estas fechas.

Un documento posterior (1023) aún recuerda esta rebelión. Nos informa de que un tal Ecta Fosátiz fue confiscado por el rey por haberse rebelado junto a los musulmanes, que estaban con el infidelissimo García Gómez y con Sancho García (erexit sibi inimicos Dei et nostros patronos qui erant cum infidelissimo nostre et Cit Gomez, domno Santio).19

De modo que puede sostenerse la idea de una alianza entre los condes de Saldaña y Castilla y las fuerzas militares cordobesas en contra de Alfonso V. Los cronistas árabes informan que, finalmente, los condes rebeldes fueron sometidos por el monarca.

 

Muerte y sucesión

Se desconoce el momento exacto de la muerte de García Gómez. Es posible que fuera en las cercanías del año 1019. Al no tener descendencia masculina, el linaje pasó a la familia de su tío Fernando Díaz y, en concreto, en la persona de su primo Diego Fernández. Éste aparece en la corte de Alfonso V en el año 1016 20 y con título de conde desde junio del 1019 21

 

Matrimonio y descendencia

Se casó con Muniadonna González, hija del conde Gonzalo Bermúdez y sobrina de la reina consorte de León Velasquita, mujer de Bermudo II. Se conoce solo una hija:

 


  1. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo I, doc. 318
  2. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo I,  doc. 331
  3. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo I, doc. 340. Dice: “Garseani proconsul dux eminentior”.
  4. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo I,  vol.II, doc. 372
  5. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 534.
  6. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León doc. 541.
  7. L. Sánchez Belda: Cartulario de Santo Toribio de Liébana, Madrid, 1948, doc. 76.
  8. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 559.
  9. Dikr bilad al-Andalus, trad. Luis Molina, Una descripción anónima de al-Andalus, II, p. 202
  10. R. Dozy: Recherches, 3ª ed., París-Leyde, p. 102
  11. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo I, doc. 356.
  12. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo II, doc. 384.
  13. Mínguez Fernández, José María: Colección diplomatica del Monasterio de Sahagún (857-1073), 1976, Tomo II, 386.
  14. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 707.
  15. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 667.
  16. “Garcia Gomez in Saldania”, J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 718.
  17. Otero de las Dueñas, doc. 76, 1015.
  18. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 748.
  19. J.M. Ruiz Asencio, Colección Documental del Archivo de la Catedral de León (775- 1230), III (986-1031), 1990, León, doc. 802.
  20. Aparece el 30 de junio de 1016 (Archivo Catedral de León, tumbo, fol. 187 )
  21. El 30 de junio de 1019 firma como conde (Sahagún, Becerro fol. 84 v)