Portada » Ibn Baṣṣāl, agrónomo andalusí

Ibn Baṣṣāl, agrónomo andalusí

por Javier Iglesia Aparicio
0 comentario 384 visitas 3 min. de lectura
Ibn Bassal

[Toledo, entre 440H/450H (1048/1058) – ¿Sevilla?, fin. s. XI] Muḥammad b. Ibrāhīm b. Baṣṣāl; Abū ʿAbd Allāh; Ibn Baṣṣāl; al-Ṭulayṭulī

Agrónomo andalusí nacido en Toledo y de probable origen muladí.

Aprendió de la mano de Ibn Wafid en Toledo, mientras éste se ocupaba, por orden de Yaḥyà al-Ma’mun, de la construcción de un jardín botánico, conocido como Bustan al-Na‘ura (El jardín de la noria de agua). Posiblemente como parte de estos trabajos, Ibn Baṣṣāl emprendió un viaje a Oriente con el objetivo de traer semillas y plantas exóticas. El agrónomo aprovechó el viaje para ir de peregrinación a La Meca.

Los detalles de este viaje son conocidos por los datos que él mismo daba en su obra sobre las plantas que se cultivaban. Debió de ir de Toledo a Valencia y, por mar, hasta Alejandría, con una escala en Sicilia. Posteriormente llegó a El Cairo y remontando el curso del río Nilo alcanzó Abisinia. De allí cruzó el mar Rojo hasta Yemen y las ciudades santas del Hiyaz. Continuó por Ascalón en Siria, Basora en Irak, Irán, el Jurasán e incluso el norte de la India.

Este viaje y las semillas que trajo son citadas en varias ocasiones por agrónomos y botánicos posteriores. por ejemplo, Abū l-Jayr al-Išbīlī nos dice:

Ibn Baṣṣāl me mostró esta especia -la mandrágora hortense- y me contó que él trajo su semilla de Siria y que la sembró en Toledo y llegó a su pleno desarrollo.

Una vez de vuelta a Toledo, quizás poco antes o después de la muerte de Ibn Wafid (1081), se ocupó de la dirección del jardín botánico y se codeó con otros sabios de Toledo como Ibn al-Waqqasi, Ibn Dumy, al-Quwaydis, Azarquiel, al-Asṭurlābi, etc. Acompañó al poeta almeriense ʿĪsà b. al-Wakīl en su visita a Toledo.

En 1085, ante la inminente caída de Toledo a manos de Alfonso VI, Ibn Baṣṣāl se trasladó a Sevilla, donde ofreció sus servicios a al-Mu’tamid, quien le encargó la dirección de la Huerta o Jardín del Sultán. Así se convirtió en el maestro de la nueva escuela agrónoma andalusí que daba prioridad a la experiencia, razón por la que se le da el apelativo de el Labrador (al-Fallah).

Entre sus discípulos se encuentran Abū l-Jayr al-Išbīlī y al-Ṭignarī.

Se desconoce la fecha de su muerte.

Obra de Ibn Baṣṣāl

  • K. al-Qaṣd wa-l-bayān (El propósito y la demostración), también llamado Tratado o Libro de Agricultura (Kitab al-Filaha). Compuesto en Toledo cuando gobernaba al-Ma’mun. Solo se conservan citas de Ibn al-Awwan y otros y un resumen. El tratado surge de la propia experiencia del agrónomo y de la adecuación al clima propio de Toledo.

    El libro tiene dieciséis capítulos. Comienza acerca de las aguas (cap. I), las tierras (cap. II), los abonos (cap. III) y la preparación de la tierra (cap. IV). A continuación habla sobre arboricultura (caps. V-IX), cereales y legumbres (cap. X), especias (cap. XI), cohombros (cap. XII), tubérculos (cap. XIII), hortalizas (cap. XIV) y plantas aromáticas y ornamentales (cap. XV). El último capítulo es una miscelánea de utilidades, noticias curiosas y economía doméstica. En la obra se mencionan unas 180 especies botánicas. La obra fue traducida al castellano en el siglo XIII.

Te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.