Yahya ben Salama al-Kalbi (يحيى بن سلمة الكلبي[?-?]

Valí de Al-Ándalus (726-729)

Sucedió a ‘Udhra ben ‘Abd Allah al-Fihri. Nombrado por el gobernador de Ifriqiya, Bisr ben Safwan, Yahya gobernó durante dos años y diez meses sin enviar personalmente ninguna campaña militar.

Por orden del califa de Damasco, suavizó las cargas fiscales a cristianos y judíos y persiguió a aquellos musulmanes que se habían apropiado injustamente de bienes y propiedades. Le sucedió en el cargo Hudayfa ben al-Ahwas al-Qaysi.