Aurelio [?-Cangas de Onís, 774]

Rey de Asturias (768-774)

Hijo de Fruela Pérez, duque de Cantabria.

Fruela I fue asesinado por los partidarios de su hermano Vimarano. La mujer de Fruela, Munia, huyó con su hijo, el futuro Alfonso II a su tierra de origen, Álava, para evitar que Alfonso fuera asesinado al igual que su padre. Aunque otras versiones apuntan a que se refugio en el monasterio de San Julián de Samos (Lugo). Se abortaba así un intento de imponer la monarquía hereditaria. Se eligió a un nuevo rey, a Aurelio, sobrino de Fruela I e hijo de otro Fruela, el hermano de Alfonso I.

Su reinado se caracterizó por la paz entre cordobeses y asturianos, no porque fuera mérito de Aurelio, sino porque ‘Abd al-Rahman I tenía suficientes problemas internos como para preocuparse de los asturianos.

El único hecho digno de mencionar durante su reinado es una insurrección de esclavos, probablemente los traídos por Alfonso I en sus correrías por la Meseta Norte. Aurelio solucionó el problema pactando con los insurrectos. Fruto de esta actitud pactista es quizás que se diera autorización a algunas doncellas de la nobleza asturiana para casarse con musulmanes. Es casi seguro que esto dio origen a la leyenda sobre el tributo de cien doncellas que se debían dar al emir de Córdoba.

Falleció en Cangas de Onís el 774 y fue sucedido por Silo.