Pedro de Cantabria [?-c.730].

Duque visigodo de Cantabria (687-c. 730)

Fue nombrado duque de Cantabria por el rey visigodo Ervigio en torno al año 687, coincidiendo con la posible creación de dicha división administrativa. Se supone que residió en la capital del ducado, Amaya, hasta su conquista definitiva por las tropas musulmana en el 714. Tras la invasión árabe se replegó hacia las montañas y desde allí ayudó a Pelayo en su rebelión contra los musulmanes.

Tuvo dos hijos. Su hijo Alfonso se casó con la hija de Pelayo, Ermesinda. Posteriormente, será elegido rey de Asturias como Alfonso I. Otro hijo suyo, Fruela, cogobernará el reino con Alfonso, al mando de la zona oriental del reino.