Portada » Historia » Las primeras repoblaciones (791-850) » El Reinado de Alfonso II (791-842). Primera parte (791-822)

El Reinado de Alfonso II (791-842). Primera parte (791-822)

por Javier Iglesia Aparicio
11 comentarios 391 visitas 7 min. de lectura
Territorios en torno al 800

 Contexto histórico

Alfonso II, el Casto es elegido rey de Asturias tras la abdicación de Bermudo I (791). Su reino sigue encerrado en las montañas de la cordillera Cantábrica y se encuentra a la defensiva, en una situación de debilidad frente al poderoso emirato omeya de Córdoba. Al frente de los cordobeses está el emir Hisham I, dominador indiscutible del resto de la península Ibérica y que tiene en asturianos y francos a sus únicos rivales.

Los francos, tras conquistar la Septimania (759), y sufrir una derrota en Roncesvalles (774), ocupan pacíficamente Gerona (785) y tratan ahora de crear una marca fronteriza en la zona pirenaica, la Marca Hispánica, propiciando rebeliones en los valles de los Pirineos y en Pamplona.

Después de sofocar las rebeliones de sus hermanos Suleyman y ʿAbd Allāh (790), Hisham I va a encabezar una fuerte ofensiva contra sus rivales norteños, en especial contra el reino de Asturias. Comienza su ofensiva por la parte más débil y peor organizada de Asturias: su frontera oriental. Es el 792 cuando el general ʿAbd al-Malik ben Mugīṯ penetra con la impresionante caballería cordobesa saqueando y devastando la llanura alavesa.

Siguiendo con esta táctica de acoso y derribo contra los asturianos, en el 794 Hisham I planea un ataque por los dos flancos contra Asturias. Un primer ejército al mando de ʿAbd al-Malik atraviesa la cordillera Cantábrica y saquea el corazón del reino, destruyendo Oviedo y obligando a huir al rey Alfonso II. Mientras tanto, el hermano del general cordobés, ʿAbd al-Karīm vuelve a saquear Álava y al-Qilá (“el país de los castillos”) con el objetivo de distraer a las fuerzas asturianas. Pero mientras las tropas cordobesas regresan, son emboscadas en las cercanías de Lodos (Asturias) y son derrotados. De nuevo, la orografía de la zona permite sobrevivir al débil reino asturiano.

La ofensiva continúa en el 795, esta vez dirigida únicamente por ʿAbd al-Karīm, quien quiere vengar la muerte de su hermano. Vuelve a saquear Oviedo y derrota completamente a los asturianos en la batalla de Las Babias (18 de septiembre del 795). Ante esta situación, Alfonso II trata de encontrar apoyos que permitan la pervivencia de su reino. A tal fin, envía una embajada al poderoso reino franco de Carlomagno. La misión se entrevista con Luis, hijo de Carlomagno y duque de Aquitania y, por lo tanto, gobernador de la incipiente Marca Hispánica. Como resultado, se firmó en Toulouse un pacto de ayuda mutua frente a los cordobeses.

El emir Hisham I muere el 28 de abril del 796 y es sucedido por su hijo al-Ḥakam I. Como ya era costumbre en el emirato, se suceden las rebeliones contra el nuevo emir. En este caso son de nuevo sus tíos, ʿAbd Allāh y Suleyman, los sublevados en el valle del Ebro y Jaén y Granada respectivamente. A pesar de esta situación, al-Ḥakam I envía una nueva aceifa contra Asturias en el 797. Tras sofocar la rebelión de Calahorra, remonta el río Ebro y devasta al-Qilá llegando hasta las cercanías de las costas cantábricas. La gran cantidad de fortificaciones construidas en la zona poco pudo hacer contra la acometida.

En el 798, la situación política del emirato se agrava con una rebelión de mozárabes en Toledo. Esto es aprovechado por Alfonso II para atacar y saquear Lisboa (798). Hacia el año 800 la situación del emirato parece normalizarse pero los años anteriores de desórdenes han sido aprovechados por sus enemigos. Los asturianos avanzan por Galicia, los vascones se sublevan en Pamplona (h. 799) y, con Velasco al frente y con ayuda franca, expulsan al gobernador musulmán de la ciudad. Los francos extienden sus dominios en la Marca Hispánica. En concreto, hacia esa fecha la Marca Hispánica comprendía ya las comarcas de Ampurias, Gerona, Cerdaña, Ausona, Pallars y Ribagorza, así como los pequeños condados de Aragón y posiblemente Sobrarbe. Los francos ya han constituido una frontera con la que defenderse de posibles ataques cordobeses.

al-Ḥakam I intenta parar esta expansión. Va a atacar el reino asturiano sobre todo por su frontera oriental. En el 801, mientras los francos conquistan Barcelona, el príncipe omeya Mu’awiya vuelve a ensañarse con Álava y al-Qilá, saqueando ambas regiones, aunque es derrotado en la batalla de las Conchas de Arganzón.

El veterano general ʿAbd al-Karīm vuelve a la carga en el 803 saqueando el mismo territorio aunque con pocos resultados: probablemente era poco lo que se podía obtener de una zona continuamente expoliada. Y en el 806 Abu ʿUṯmān ‘Ubayd Allāh remonta el río Ebro saqueando al-Qilá y llegando hasta las Hoces del Pisuerga, donde es derrotado. Por último, se sabe de otro ataque en el 808, esta vez sobre Galicia, que fue respondido por Alfonso II con un ataque sobre la zona de Henares (Madrid) al año siguiente.

En el 812 los francos conquistan Pamplona tras vencer a los vascones. al-Ḥakam I teme una unión de fuerzas de asturianos y francos y en la primavera del 816 decide atacar, enviando de nuevo a ʿAbd al-Karīm. Los cordobeses plantean batalla en un desfiladero del Wadi Arun (río Orón, cercanías de Miranda de Ebro). Asturianos y vascones, con ayuda franca, se enfrentan a los cordobeses sufriendo graves pérdidas. Pero los cordobeses se retiran al no poder pasar por el desfiladero. Poco después, hacia el 818, los vascones expulsan a los francos de Pamplona y nombran rey a Íñigo I Arista. Tras un último ataque contra Galicia (820), no se conocen más acciones militares hasta la muerte de al-Ḥakam I el 21 de mayo del 822.

Límites del reino de Asturias a comienzos del siglo IX

La extensión del reino asturiano en el momento en que Alfonso II sube al trono es prácticamente igual a la extensión que tenía en tiempos de Alfonso I y Fruela I. El reino no tenía fuerzas suficientes para conquistar más tierras y el enemigo era indudablemente superior. La Crónica de Alfonso III describe así la extensión del primitivo reino asturiano:

Por este tiempo se pueblan Asturias, Primorias, Liébana, Transmiera, Sopuerta, Carranza, Las Bardulias, que ahora se llaman Castilla, y la parte marítima de Galicia; pues Álava, Vizcaya, Alaone y Orduña se sabe que siempre han estado en poder de sus gentes, como Pamplona [es Degio] y Berrueza

Por lo tanto, los límites del reino van desde el río Miño en Galicia siguiendo por toda la cordillera Cantábrica hasta las tierras vascas que supondrían el límite, un tanto difuso,con el incipiente reino de Pamplona.

Alfonso II va a ser el verdadero impulsor ideológico de Asturias como estado y él va a comenzar su expansión, sobre todo en la última parte de su reinado. Como un paso más en esta reafirmación de su reino, se puede encajar el descubrimiento, en el 813, del supuesto sepulcro del apóstol Santiago, cerca de Compostela. 

A principios del siglo IX, van a existir tímidos intentos de expansión, sobre todo en Galicia y en menor medida por las Bardulias y Álava como se estudiará posteriormente. Presentamos a continuación un mapa con la situación política de Asturias hacia el año 800.

Territorios en torno al 800
Territorios en torno al 800

En este tumultuoso ambiente de principios del siglo IX y gracias a la debilidad del emirato, es cuando comienza la corriente foramontana y la antigua Bardulia se convierte en Castilla. El nombre de Castilla aparece por primera vez en el siglo IX. No era un condado, sino un territorio al sur de las montañas de Santander, junto a los territorios de Mena y Losa. Comprendía los valles de Espinosa de los Monteros, bajando hacia Villarcayo y Medina del Pomar. Es decir, una parte de lo que luego sería la Merindad de Castilla la Vieja.

11 comentarios

blank
Martin Ortega Portera 21/12/2017 - 19:02

No comprendo que te lleva a trasladar la frontera del reino de Cangas hasta el cabo matxitxako, se te ha ido la mano, ¿cual es la razón de incluir Orduña, Ayala o Alava dentro de dicho reino? ¿ porque no has puesto también Bizkaia?. El texto de Alfonso lll diferencia claramente Castilla,falta de población, de las tierras vascas poseídas por sus habitantes de antiguo. Los deseos no suelen coincidir con la realidad, asumelo.

Responder
blank
Javier Iglesia Aparicio 21/12/2017 - 19:22

Creo que estás equivocado, o que también tu deseo de algo que no expresas te hace equivocarte. Hay un dato que no estás teniendo en cuenta. En época de Fruela I (757-768) ya queda claro que estas tierras son parte del reino asturiano. Fruela I sofocó una rebelión de los vascones. Dice la Crónica Rotense: “A los vascones, que se habían rebelado, los venció, y tomó de entre ellos esposa” y la Ad Sebastiam: “A los vascones, que se habían rebelado, los venció y sometió. Tras ordenar que a Munnia, una muchachilla que era parte del botín de los vascones, se la reservaran para él, más adelante se unió a ella en regio matrimonio”. Lo siento, pero antes de esta época Vizcaya y la mayor parte de Álava están bajo la influencia del reino asturiano. Si alguien se rebela es contra el poder que lo somete.
Y por cierto, el matrimonio está claro que sirve para afianzar su autoridad en esta zona. Al fin y al cabo es un pacto.
De Guipúzcoa no se sabe absolutamente nada. Si estaba bajo influencia aquitana o simplemente sin ningún tipo de influencia.
Por supuesto que en este momento Castilla ni existe. No sé que tengo que asumir. Explícamelo. Vizcaya Orduña, Ayala y Álava fueron parte del reino asturiano al menos desde el reinado de Alfonso I.

Responder
blank
Dani 04/11/2019 - 09:31

los visigodos tambien conquistaron a los vascones. Y que me dices del señorio de vizcaya, desaparecido y gobernaban sin problemas, ya.

Responder
blank
Javier Iglesia Aparicio 04/11/2019 - 17:44

Que el actual País Vasco, al menos Álava y Vizcaya era dominio visigodo ya queda fuera de días hoy en día. No sabemos si en Guipúzcoa y el nrote de la actual Navarra hubo luchas contra los francos y vascones (las fuentes son muy oscuras)
El señorío de Vizcaya es algo muy posterior, a partir de Íñigo López Ezquerra en el siglo XI, primero dependiente del reino de Pamplona (ya que la zona fue anexionada por Navarra en el 1029) y luego de Castilla.

Responder
blank
Dani 04/11/2019 - 09:35

Munia es alavesa

Responder
blank
Javier Iglesia Aparicio 04/11/2019 - 17:35

Ya lo sabemos. Era del condado de Álava. No restringir a la actual Álava.

Responder
blank
Dani 04/11/2019 - 09:55

Dime como se llamo el primer conde que puso asturias en vizcaya

Responder
blank
Javier Iglesia Aparicio 04/11/2019 - 17:38

Me gustaría saberlo pero no se sabe. En primer lugar ten en cuenta que en el siglo IX la actual Vizcaya es parte del condado de Álava. Un tal Elyon o Eglyon se sublevó contra Alfonso III. ¿Era ya conde? No se sabe. Tras su rebelión gobierna en Álava Rodrigo de Castilla. A su muerte sabemos de Vela o Vigila Jiménez como conde Álava

Responder
blank
Dani 05/11/2019 - 09:18

Tras la invasión musulmana, se cree que Vizcaya quedó bajo la órbita del reino de Asturias, con algunos enfrentamientos cuyo reflejo sería la también mítica batalla de Padura. En la crónica de Alfonso III de Asturias, escrita en el siglo ix, y refiriéndose al reinado de Alfonso I, es donde se hace por primera vez referencia a Vizcaya.
Yo creo que paso directamente en la orbita castellana pornecesidad.

Responder
blank
Dani 05/11/2019 - 09:19

No hay nada escrito o arqueologico

Responder
blank
Jose Pedro 01/04/2022 - 23:14

Desde la epoca romana en los valles de las actuales Merindades de Burgos se hablaba un latin vulgar con acentos claramente relacionados con el idioma euskera, y ese area ella llamado Castella Vetula , en referencia a “ruinas romanas” de antiguas colonias romanas. En las Merindades habian colonias romanas quizas aprovechando una calzada que entraba en ellas desde el desfiladero de Pancorbo , cruzaba algunos valles de las Merindades y tras cruzar la sierra de Gorobel o Salvada acababa en la ria del Nervion. Las Merindades en cambio no comunicaban con lo que ahora es la provincia de Santander posiblemente por ser el paso mucho mas dificil para carros. Es estremadamente dudoso que la Cantabria de los romanos sea la actual provincia de Santander, parece que mas bien era el valle del alto Ebro entre lo que ahora es Reinosa y Logroño aunque muy extendido en anchura, hasta la actual prov de Palencia y ocupando la actual Alava. Los indigenas de las Merindades geneticamente debian ser muy similares a los “vascos” y a la vez notablemente diferentes geneticamente a los indigenas de la prov de Santander. Hoy dia se detecta, mediante los haplogrupos, que los “castellanos” tanto de Castilla la Vieja como de la Nueva, geneticamente son extremadamente similares a los “vascos” y a la vez “extremadamente DIFERENTES a los santanderinos o montañeses” lo que indica que no hubo “colonizacion de Castella Vetula” por santenderinos o montañeses, sino que Castilla Vetula estaba poblada por unos indigenas muy similares a los actuales vascos. Apenas hay presencia de genetica “norteafricana” en ambas Castillas ( al contrario que en la provincia de Santander o Montaña) : el haplogrupo bereber E3b2 ( = E-m81) es extremadamente bajo en ambas Castillas, en torno al 3% en la Vieja y 2% en la Nueva y en cambio es notablemente alto en prov de Santander. El haplogrupo R1b-df27 es muy alto en ambas Castillas, en torno al 71 %, similar a Vascongadas, pero solo en torno al 50% en prov de Santander o Montaña.
Hacia el año 740, aprovechando la “revuelta bereber” contra los arabes, los naturales de lo que ahora son las provincias de Burgos y de Palencia , donde parece que abundaban descendientes de visigodos ( hay en Palencia 2 iglesias visigoticas y 1 iglesia en Burgos) en el area llamada “Campos Goticos” ( que coincide con mitad sur de las provincias de Palencia y Burgos) , esos hiijos de visigodos ¿hidalgos? ¿fijosdalgos? ¿hijos de godos ? se desplazan a las actuales Merindades y tambien a las Encartaciones de Vizcaya obviamente por el desfiladero de Pancorbo y luego siguiendo el valle del Cadagua, instalandose y sobrepoblando norte de Palencia (incluido valles de Campoo ya que Campoo era entonces area castellano-vetula y no santanderina o montañesa) y sobre todo de la prov de Burgos, que se llena de iglesias romanicas. Desde el norte de ambas provincias de Palencia y Burgos y tambien desde valles “castellanos” de Alava como el de Ayala, se inicia la reconquista primero de Castilla la Vieja y prov de Logroño y despues de Guadalajara etc . Hasta no hace mucho era clara la diferencia idiomatica entre las prov de Santander ( salvo el area castellana de Campoo) y las provincias de Castilla la Vieja : en la prov de Santander se hablaba el asturleones mientras que en Castilla la Vieja y algunos valles de Alava se hablaba el “latin vulgar degenerado con sonidos euskericos” de las colonias romanas de los valles de las Merindades

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.