[¿ – Barcelona, 31-octubre-966]. También llamado Miró y Mir.

Conde de Barcelona, Gerona y Osona (947-966)

Hijo del conde Suniario I de Barcelona y Riquilda de Tolosa. Tras el retiro de su padre a un monasterio (947), gobernó el condado junto a su hermano Borrell II. Se suele suponer que ambos se repartieron las funciones de gobierno. Borrell se ocupó de las acciones militares y las relaciones externas, mientras que Miró era el encargado del gobierno de los condados y, más específicamente, de la ciudad de Barcelona.

Durante su gobierno se restauró la Acequia Condal de Barcelona que llevaba agua del río Besos desde Montcada hasta la muralla de Barcelona y luego hasta el mar. la construcción tenía origen romano. Servía para mover molinos, regar los llanos del nordeste de la ciudad y también para la industria textil. En catalán se denomina Rec Comtal o Rego Mir. Es posible que hiciera una obra similar en el río Llobregat pues en el año 964 se menciona en el término del castillo de Cervelló «la acequia del conde Mir», que se puede identificar con el Rec Vell de Molins del Rei.

Restos del Rec Comtal (Barcelona)

Restos del Rec Comtal (Barcelona)

Realizó donaciones al monasterio de Sant Cugat del Vallés (16 de marzo 955); el 26 de diciembre del 955 ejecuta junto a su hermano el testamento de su madre; el 2 de junio del 959 donó al monasterio de San Juan de las Abadesas la villa de Cavallera, en el condado de Cerdaña. Hacia el final de su vida empezó, parece, una acción colonizadora en las tierras cercanas al mar, más allá del delta del Llobregat, y tal vez se deben a su iniciativa la fundación del monasterio de Santa María de Castelldefels y el comienzo de la fortificación de sus alrededores. También es posible que restaurara la zona del castillo de Cardona, pues así parece referirlo su hermano Borrell en la carta de población  del 986.

Su testamento se ejecutó el 21 de diciembre del 966. En el cual donaba al obispado de Barcelona la mitad de sus posesiones en Cervelló (Torrelles, la Palma y Montpedrós) y las iglesias del castillo de Cervelló (San Miguel y San Vicente) y las iglesias de Torrelles, Santa Eulalia de Pallejà y Sant Boi

No contrajo matrimonio y tampoco tuvo descendencia. Tras su muerte continuó gobernando en solitario su hermano Borrell II.

Bibliografía

  • Miquel Coll i Alentorn: Història/2. Curial Edicions Catalanes. Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 1992. p. 197-200