[¿? – 915]

Jefe de los Banu Qasí (907-915) y gobernador de Tudela.

(En árabe  عبد الله محمد بن لب بن موسى القسوي بن موسى بن فرتون بن قاسي بن فرتون )

Hijo de Muhammad ben Lubb ben Musà, jefe de los Banu Qasí entre los años 883 y 898.

Tras el fallecimiento de su hermano Lubb ben Muhammad (907),  ‘Abd Allah ben Muhammad ben Lupp ejerció el liderazgo sobre la familia de los Banu Qasí. Su núcleo de poder estaba en Tudela pero tuvo que afrontar diversas fuerzas que debilitaban el poderío de los Banu Qasí.

Muhammad ben ‘Abd al-Malik al-Tawil, valí de Huesca, aprovechó la muerte de Lubb ben Muhammad para apoderarse de posesiones de los Banu Qasí como Barbastro y Alquézar. En el 908 tomó también Monzón y Lérida. Por otro lado, Abu Yahya Muhammad ben ‘Abd al-Rahman ben ‘Abd al-Aziz, gobernador de Zaragoza, atacó Ejea y se apoderó de ella. También perdió su influencia sobre los toledanos, quienes entregaron la ciudad a un tal Lupp ibn Tarbisa, aliado de Alfonso III.

En mayo del 911 ‘Abd Allah ben Muhammad y al-Tawil se alían para atacar el reino de Pamplona. al-Tawil, desde el condado de Aragón, ataca la zona entre Lumbier y Pamplona pero se retira  antes de unirse a las tropas de ‘Abd Allah. ‘Abd Allah  no ceja en su empeño y ataca el castillo de Lawaza (Luesia) derrotando al propio Sancho.

En el 914 Sancho I Garcés realizó una importante acción militar contra los dominios de los Banu Qasí. Atravesó el río Alhama y el domingo 20 de marzo de ese año combatieron en Arnedo. Es posible que conquistarán Calahorra, aunque fue recuperada por los Banu Qasí el 15 de junio del 914. 

Mientras tanto, el 12 de mayo de 914 Muhammad ben Lubb, sobrino de ‘Abd Allah, quien gobernaba Lérida, acudió a la llamada de los habitantes de Monzón y ocupó la ciudad, desalojando a uno de los hijos de al-Tawil, Amrus ben Muhammad. En febrero/marzo del 915 cedió la ciudad a su otro tío, Yunus ben Muhammad ben Lubb.

En el 915 Sancho I volvió a atacar los dominios de los Banu Qasí.  ‘Abd Allah y Sancho se enfrentaron en Yabal al-Bardi (Monte de las Bárdenas) cerca de Tudela. El 20 de julio del 915 las tropas pamplonesas capturaron a ‘Abd Allah en un enfrentamiento en el que fallecieron un millar de caballeros de Tudela. Un hermano de ‘Abd Allah, Mutarrif, llegó a Tudela al día siguiente. Desde allí fue a ver a Muhammad, hijo de ‘Abd Allah, al castillo de Valtierra. Luego rescató a su hermano a cambio de entregar Falces y Caparroso y dejar como rehenes a dos hijos de ‘Abd Allah: Urraca, que luego se casaría con el rey leonés Fruela; y Fortún, que acabaría convirtiéndose al cristianismo.

‘Abd Allah ibn Muhammad murió en Tudela dos meses después de su liberación. Según al-Udri: «a causa de un veneno que Sancho le había hecho tomar en Pamplona». El poder de los Banu Qasí menguaba rápidamente. En Tudela quedaron gobernando Mutarrif ben Muhammad y Muhammad ben ‘Abd Allah, hermano e hijo respectivamente de ‘Abd Allah, disputándose el poder. Por otro lado Muhammad ben Lubb ben Muhammad gobernaba en Lérida. Y en Monzón se encontraba Yunus ben Muhammad.

Descendencia

‘Abd Allah ben Muhammad tuvo al menos estos hijos:

  • Muhammad ben ‘Abd Allah (m. 923)
  • Musà ben ‘Abd Allah
  • Fortún ben ‘Abd Allah, que fue rehén en la corte leonesa y se convirtió al cristianismo.
  • ‘Abd Allah ben ‘Abd Allah, quien falleció ahogado el el río Tajo
  • Urraca ben ‘Abd Allah