Reina consorte de Pamplona, esposa de Fortún Garcés (870-905). Llamada también Oria o Áurea

Awriya ben Lubb era probablemente hija de Lubb ben Musà, hijo de Musà ben Musà de los Banu Qasí , y de Ayab al-Bulatiyya. Lubb ben Musà fue gobernador de Toledo (c. 859-c. 866) y aliado de los reyes Ordoño I y Alfonso III frente al emir de Córdoba.

El matrimonio tuvo que ocurrir antes de que Fortún Garcés fuera apresado en el 860 por las tropas de Muhammad I y fuera llevado en cautiverio a Córdoba durante 20 años. Tuvieron la siguiente descendencia:

  • Íñigo Fortúnez casado con Sancha Garcés de Pamplona, hija del conde García Jiménez y de su esposa Onecca Rebelle de Sangüesa. Según las Genealogías del Códice de Roda, los hijos de este matrimonio fueron Fortún, Áurea, y Lopa Íñiguez. Fortún Íñiguez fue padre de García, Íñigo y Sancha Fortúñez.
  • Aznar Fortúnez.
  • Velasco Fortúnez, quien según el Códice de Roda tuvo tres hijos: Jimena esposa de Íñigo Garcés, que gobernó Pamplona en el 900, hijo del conde García Jiménez y de su esposa de Onecca Rebelle de Sangüesa; Toda Velázquez, mujer de Íñigo Manzones; y Sáncha Velázquez, casada con Galindo Jiménez.
  • Lope Fortúnez.
  • Onneca Fortúnez (n. ca. 847). Acompañó a su padre en el cautiverio de Córdoba y allí contrajo un primer matrimonio con el emir Abd Allah I de Córdoba. A la vuelta de su cautiverio se casó con su primo hermano, Aznar Sánchez de Larraún, conde de Aragón, hijo de Sancho Garcés y nieto de García Íñiguez de Pamplona.