Abu’l-Ala Yazid ben Abi Muslim Dinar [?-721]

Valí de la provincia de Ifriqiya (720-721)

Procedente de la tribu árabe de los Thaqif. Sirvió en la administración de al-Hajjaj ben Yusuf, gobernador omeya de Wasit (Iraq), donde llegó a ser el secretario del gobernador. Tras la muerte por enfermedad de al-Hajj, Yazid fue confirmado en el cargo de gobernador por el califa al-Walid I. Cuando el califa Sulaymán ascendió al poder (715), Yazid fue inmediatamente destituido. Algunas crónicas dicen que fue encarcelado y posteriormente excarcelado en torno al 717 por el califa ‘Umar II.

En el 720 el califa Yazid II nombró a Yazid ben Abi Muslim gobernador de Ifriqiya con autoridad supervisora sobre al-Andalus. Pero su experiencia africana no fue demasiado agradable. No mostró mucho respeto sobre los musulmanes no árabes bajo su jurisdicción. Su predecesor en Qairuán, Ismail ben ‘Abd Allah ben Abu al-Muhajjar, había realizado grandes esfuerzos para integrar a los bereberes, promoviendo su conversión al Islam y su integración en el Califato.  Pero el valí Yazid deshizó todos esos avances. Relegó a los funcionarios bereberes e incremento los impuestos sobre la población bereber, reinstaurando la yiyza (el impuesto que pagaban los no musulmanes) a los bereberes.

De acuerdo con el cronista Ibn ‘Abd al-Hakam, en el 721, Yazid ben Abi Muslim decidió humillar a la guardia bereber de Qairuán tatuando a los soldados en sus manos lo siguiente: sus nombres en la mano derecha y la frase “Guardia de Yazid” en la mano izquierda. La guardia bereber no soportó la humillación, se rebeló y acabó asesinando a Yazid. Un antiguo valí, Muhammad ben Yazid, fue nombrado gobernador provisional hasta que el califa de Damasco nombrara otro. Ibn Khallikan asegura que la guardia bereber fue perdonada por el califa Yazid II tras recibir los informes de la mala gestión del valí. Yazid II nombró posteriormente valí a Bishr ben Safwan al-Kalbi, a fines del 721.

Sin embargo, Ibn Jaldún sugiere que ‘Abd Allah ben Musà, hijo del antiguo valí Musà ben Nusayr, estaba detrás de este complot bereber y que el califa ordenó arrestarlo y ejecutarlo, mandato que realizó Bishr ben Safwan.