Handhala ben Safwan al-Kalbí [¿ -?] (en árabe حنظلة بن صفوان )

Valí de Egipto (721-724) y (737-742) y Valí de Ifriqiya (742-745)

Handhala ben Safwan llegó a Egipto acompañando a su hermano Bisr ben Safwan, quien había sido nombrado valí por el califa Yazid II.  Cuando Bisr fue designado valí de Ifriqiya, Handhala le sucedió como valí en Egipto (721). Continuó en el cargo hasta que en el 724 el califa Hisham nombró gobernador de Egipto a su hermano Muhammad ben ‘Abd al-Malik.  Pero tras una serie de gobernadores poco eficaces, Handhala fue de nuevo nombrado valí de Egipto en el 737 reemplazando al ‘Abd al-Rahman ben Jalid al-Fahmi.

Cuando estalla la revuelta bereber en Ifriqiya, el califa Hisham envía un poderoso ejército y un nuevo valí a la región. Se trata de Kulthum y su sobrino Balch. Pero Kultum es completamente derrotado y muerto en octubre del 741. Su sucesor, Balch sufre nuevas derrotas y se ve obligado a pasar a al-Andalus donde permanece gobernando hasta el 742. Ante esta situación de inestabilidad, Hisham confía en Handhala para resolver la situación y lo nombra valí de Ifriqiya. Handhala abandona Egipto en febrero del 742 dejando en su lugar a Hafs ben al-Walid.

En su camino hacia Qairuán reúne tropas de Trípoli y Barqa y en abril del 742 llega a la capital de Ifriqiya, que hasta el momento había sido defendida con éxito de los ataques bereberes por el cadí ‘Abd al-Rahman ben Uqba. Al poco de la llegada de Handhala los bereberes lanzan un fuerte ataque. Handhala logra derrotar a parte de las fuerzas bereberes en la batalla de El-Qarn y apresa a uno de sus líderes: Oqasha ben Ayyub, aunque sufre muchas pérdidas. Pero se ve en el aprieto de tener que enfrentarse a otro ejército bereber dirigido por ‘Abd al-Wahid ben Yazid y compuesto por unos 300.000 efectivos. Handhala vuelve a Qairuán y ordenar a toda la población ponerse en armas. El combate siguiente fue quizás el más sangriento de toda la revuelta bereber: la batalla de El-Asnam (mayo 742), una victoria de Handhala en la que perecieron entre 150.000 y 180.000 bereberes así como su líder ‘Abd al-Wahid. De este modo logró sofocar la rebelión bereber en Ifriqiya. Handhala continuó la labor de pacificación del territorio. Recuperó Tánger aunque hubo grandes zonas de las actuales Marruecos y Argelia que continuaron autónomas bajo gobernantes bereberes. En el 744 la tribu bereber de los Masmuda fundaron un estado independiente, la confederación Berghwata.

A continuación se ocupó de la situación en al-Andalus, sumida en un grave conflicto entre las tropas sirias que cruzaron con Balch en el 741 y las tropas que habían conquistado el territorio. Handhala envió como valí a Abu-l-Jattar, su primo, quien acabó por deponer al valí de origen sirio Ta’laba ben Salama (743).

Los desórdenes que siguieron tras la muerte del califa Hisham (743) supusieron que Handhala no recibiría más refuerzos militares desde oriente. Al ver la oportunidad de aumentar su poder y su autonomía, los nobles y caudillos locales comenzaron a rebelarse contra el gobernador omeya.

A fines del 744 o comienzos del 745, ‘Abd al-Rahman ben Habib al-Fihri, lideró una revuelta en Túnez y se proclamó gobernador de Ifriqiya. Handhala decidió que ya había habido suficiente sangre y guerra en la región y decidió cesar dejando a ‘Abd al-Rahman ben Habib el gobierno de Qairuán.