Fernando Díaz [ – ], Fredinandus Didazi en la documentación medieval

Conde de Castilla ( d. 915/917 – c. 924) y conde de Lantarón y Cerezo (d. 915 – c. 919)

Entre los años 915 y 926 la documentación conservada hace muy difícil establecer una cronología exacta de los condes que gobernaban las distintas demarcaciones de Castilla y Álava. En Castilla y Burgos, hasta algún momento indeterminado entre los años 915 y 917 está al mando del conde Gonzalo Fernández, padre del famoso Fernán González. En Álava y el condado de Lantarón y Cerezo está el conde Gonzalo Téllez, cuya pista documental se pierde también después del año 915.

Es entonces cuando aparece un conde de nombre Fernando. En un documento de San Pedro de Cardeña del 13 de noviembre del 9171 aparece la firma de un nuevo conde de Castilla llamado Fernando, aunque sin apellido: «Facta carta notum die idus nouembris, era DCCCCLVª, regnante rex Ordonio in Legione et Fredinando comite in Castela.». Este conde Fernando puede ser una de estas dos personas:

  • el mismo conde Fernando Díaz que el 8 de enero del 9182, en un diploma leonés, firma como Fredinandus Didazi, comes sin especificar dónde gobierna. No existe otro conde del mismo nombre en la documentación leonesa de la época.
  • el conde Fernando Ansúrez que aparecerá en el 929 como conde en Castilla. Pérez de Úrbel cree que se trata de éste quién sería conde de Castilla a partir del año 916.

Además tenemos un documento del 28 de marzo del 9133 perteneciente al Cartulario de San Millán de la Cogolla que dice «…regnante rege Vermudo in Legione et comite Fernando Diaz in Lantarone». Un evidente anacronismo pues en esa época no existe ningún rey Vermudo y Vermudo II reinó entre los años 984 y 999. Para poder utilizarlo habría que corregir la fecha y/o el rey. Luego no podemos utilizarlo para aclarar este asunto4.

En el año 919 aparece como conde de Álava Munio Vélaz, por lo que es factible que a partir de ese momento ya sólo fuera conde de Castilla. Acompañó al rey Ordoño II en su campaña de conquista de La Rioja en el verano del 923 en la que el rey leonés ocupó Nájera. En ese momento se produjo la fundación del monasterio de Santa Coloma en la que vuelve a aparecer el conde Fernando Díaz acompañando al rey y por delante de Álvaro Herramélliz, nuevo conde de Álava, el 20 de octubre del 923.5

Su gobierno coincide prácticamente con el del rey Ordoño II y es posible que fuera destituido de sus cargos tras la muerte del rey Ordoño II (924) y que Fruela II nombrará nuevos condes. En Castilla y Burgos aparece Nuño Fernández, posible hermano del conde Gonzalo Fernández; en Álava, Lantarón y Cerezo gobierna el conde Álvaro Herramélliz.

 

¿Hijo del conde Diego Rodríguez?

Justo Pérez de Úrbel supuso6 que Fernando Díaz era hijo del segundo conde de Castilla, Diego Rodríguez Porcelos, y por lo tanto hermano de Gonzalo Díaz (el único hijo constatable de Diego Rodríguez) y del alférez de Fernán González, Gómez Díaz. No existe documentación suficiente para poder afirmar esta genealogía.

 


1. Martínez Díez, G.: Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Burgos, 1998. pág.34.

2. Colección documental de la catedral de León, I, doc. 45.

3. Cartulario de San Millán de la Cogolla, doc. 112.

4. En El condado de Castilla. La historia frente a la leyenda, vol. I, pág. 196, Gonzalo Martínez Díez asume que para tenerlo en cuenta habría que asumir un doble error. Sabemos que en el 913 el conde Lantaron era Gonzalo Téllez. Podemos añadir una X a la data y situarlo en el 923 y corregir el nombre de Vermudo por Ordoño.

5. Rodríguez de Lama, I. Colección diplomática medieval de La Rioja. Documentos (923-1168), tomo II, Logroño, 1976, doc. I.

6. Pérez de Úrbel, J.: El condado de Castilla. Ed. Siglo Ilustrado, Madrid, 1969, vol. I, pp. 245.