Gonzalo Fernández [ – d. 915/a. 917]. Gundisalbo Fernandiz en los documentos medievales

Conde de Burgos (c. 899 – c. 915/917) y conde de Castilla (c. 912 – c. 915/917).

Padre de Fernán González.

El conde Gonzalo Fernández aparece por primera vez en un documento del 1 de marzo del 899 del Cartulario de San Pedro de Cardeña1 como «comite Gundissalbo Fernandiz in Uurgos». Es decir, como conde en Burgos, siendo esta también la primera vez que se cita este cargo: la de un conde en Burgos distinto del conde de Castilla. Esto indica que, en estos momentos, el condado de Castilla estaba fragmentado al menos en dos demarcaciones de gobierno: Burgos, gobernado por Gonzalo Fernández y Castilla, gobernada por Munio Núñez.

Conocemos al menos otras tres apariciones documentales de Gonzalo Fernández.

  • 1 septiembre de 9122. En un documento de San Pedro de Cardeña que trata sobre la venta de un huerto en la ciudad de Burgos: «Garsea principe in Legione et Gundissalbo Fernandiz in Castella».
  • 1 de agosto de 9143: En una donación a San Pedro de Cardeña por Gonzalo Téllez , conde de Lantarón y Cerezo, en la localidad de Cótar: «Regnante rex Ordonio in Legione et comite Gundisalbo Fernandiz in Uurgos»
  • 1 de mayo de 9154: Una donación, de nuevo a Cardeña, de posesiones en Pedernales (actual Villagonzalo Pedernales): «Regnante principe Ordonio in Legione et comite Gundisallbo Fernandez in Castella»

También es citado en la confirmación del Fuero de Brañosera, diciendo que ve y confirma, en agosto del 912, el documento que habrían otorgado «… mis abuelos Munio Núñez y Argilo».

El hecho más significativo de su gobierno fue, por órdenes de García I de León, la expansión de sus territorios hacia el valle del Duero. Gonzalo Fernández se encargó de organizar la zona de Haza, Clunia y San Esteban de Gormaz.

Se desconoce la fecha exacta de su muerte, lo más probable es que fuera el año de su última aparición documental (915) o antes del 917, cuando aparece ya como conde en Castilla su sucesor, Fernando Díaz.

Justo Pérez de Úrbel supone que se trasladó a la corte leonesa (donde aparece un tal Gonzalo Fernández en un documento anterior al 920 ) y después a la corte de Pamplona, donde en varios documentos entre los años 924 y 930 firma un tal comes Gundesalbus5. Nos parecen meras suposiciones.

Genealogía

Gonzalo Fernández es descendiente de los otorgantes del Fuero de Brañosera, como él mismo testifica en un documento del 912. Se desconoce por completo el nombre de sus padres aunque generalmente se supone un tal Fernando Núñez. Se casó con Munia Donna o Muniadona (Mamma Tuta en las fuentes árabes) con la que tuvo al menos dos hijos:

Tras la muerte de Gonzalo, parece que su familia se instaló en el castillo de Lara (posteriormente Lara de los Infantes). La familia al completo aparece en un documento del 28 de enero del 9296, ya habiendo fallecido Gonzalo Fernández, dotando al monasterio de Santa María de Lara (actual iglesia de Quintanilla de las Viñas) de terrenos en Mazariegos, Barbadillo del Mercado, Tardajos y Quintanaseca.

Es posible que tuviera al menos un hermano: Nuño Fernández, conde de Burgos (c. 922 c. 927) y de Castilla (c. 924 – c. 927)

 

Hechos sin comprobar

Como curiosidad, la mayoría de las crónicas históricas a partir del siglo XIII aseguran que el padre de Fernán González es un tal Gonzalo Núñez, algo repetido hasta mediados del siglo XX. Además, se supone que Gonzalo Fernández repobló la zona del alfoz de Lara, fundando su castillo y probablemente también el monasterio de San Pedro de Arlanza, donde incluso algunos autores suponen que fue sepultado. No existe una base histórica para afirmarlo, aunque la posterior presencia de su familia en el castillo de Lara, haciendo donaciones en su territorio, pueda justificar, aunque sea mínimamente, esas sospechas.

 

1. Martínez Díez, G.: Colección documental del Monasterio de San Pedro de Cardeña, Burgos, 1998, pp. 25-26.

2. Op. cit. pág. 29.

3. Op. cit. pp. 31-32

4. Op. cit. pp. 33-34

5. Pérez de Úrbel, J: El Condado de Castilla. Los 300 años en que se hizo Castilla. Ed. Siglo Ilustrado, Madrid, 1969. Vol. II, pág. 263

6. Zabalza Duque, M.: Colección diplomática de los condes de Castilla. Ed. Junta de Castilla y León, Valladolid, 1998.