[¿? – †991]

Conde Ampurias y Rosellón (931-991)

Hijo del conde Gausberto y de Trudegarda. Sucedió a su padre tras su fallecimiento. Su largo gobierno fue en general pacífico, logrando consolidar sus dominios.

Dentro del conjunto formado por los condados de Ampurias y del Rosellón, el núcleo político perteneció siempre a la parte ampurdanesa. Los condes de Ampurias y Rosellón residían en las cercanías de la antigua ciudad de Ampurias, en San Martín de Ampurias. Pero es posible, aunque no puede asegurarse con certeza, que precisamente bajo el gobierno de Gausfredo I, a causa de la presión de los piratas árabes, se estableciera la residencia condal en una localidad más al interior: Castellón de Ampurias.

Según cuenta la crónica árabe Al-Muqtabis V, el ataque árabe se produjo entre los días 8 y 9 de julio del año 935 por una flota de 40 naves fletada en Almería por el califa ‘Abd al-Rahmán III al mando de ‘Abd al-Malik ben Said ben Abi Hamama. Tras atacar Mallorca y Pals (actualmente en territorio francés) cercaron la ciudad de Ampurias por tierra y por mar, incendiaron las naves que se encontraban en su puerto, los arrabales y asesinaron a toda su población.

Como respuesta, según Ibn al- Athir, en el 936 Suniario I de Barcelona y Gausfredo de Ampurias dirigieron una expedición contra el territorio musulmán de Tortosa y Valencia, en el que hizo un gran saqueo y una gran mortandad.

Gausfredo y su relación con los reyes francos

En la historiografía anterior se atribuyó a este conde el hecho de ser el primero en haber acuñado moneda (un derecho exclusivo de los reyes francos) sin hacer referencia a su vasallaje y con la leyenda de ser conde por la gracia de Dios. Es un hecho que hoy en día se considera falso y que se debe a la atribución equivocada de unas monedas que realmente pertenecían a uno de sus sucesores, a Gausfredo II.

Gausfredo sigue vinculado a la monarquía franca. Un documento de Luis IV de Francia (7 julio 944) favorece al monasterio de San Pedro de Rode; más adelante el rey Lotario de Francia (954-986), desde la localidad francesa de Laon, le nombra en dos preceptos: uno en favor del propio conde y el otro dirigido a San  Genís de Fontanes, en el Rosellón, ambos datados el 9 de julio de 981, en los que el rey carolingio le denomina «mi querido amigo» y Duque, honor que probablemente nunca disfrutó.

 

San Pedro de Roda

San Pedro de Roda es un monasterio mencionado por primera vez en el año 878 como una simple celda. Pero en época de Gausfredo aparece ya como un monasterio benedictino independiente y muy vinculado a la familia condal. Gausfredo y sus hijos contribuyeron a su enriquecimiento con la cesión de derechos y riquezas. El 4 de agosto de 968 le concedieron las pesqueras del lago Castellón de Ampurias junto con tres islas de su interior. El 4 de enero del 974 el conde Gausfredo I y su hijo el obispo Suñer, dotaron el monasterio de San Pedro de Roda con importantes propiedades situadas a su alrededor, entre ellas los castillos de Verderá y Miralles, donación que fue confirmada por sendas bulas papales los años 974 y 990 y por un precepto del rey franco Lotario de Francia el 982.

Monasterio de San Pedro de Roda

Monasterio de San Pedro de Roda

Santa María de Rosas

La fundación del monasterio de Santa María de Rosas por monjes benedictinos, cuyos restos aún ocupan parte de la ciudadela, se llevó a cabo en el siglo X. Dependiente del monasterio de San Pedro de Roda (en el 944 se cita como una celda de su propiedad), la comunidad monástica se agrupó en el año 960 en la iglesia de Santa María de Rosas, tras haber sido atacada en varias ocasiones por piratas sarracenos, y se convirtió en una importante abadía al contar con la protección del Conde de Ampurias y del Rosellón, Gausfredo I.

El 5 de abril del 976, Gausfredo y su hijo Suñer, obispo de Elna, otorgan al monasterio la costa desde la desembocadura de la Muga hasta el Port de la Creu, con todos sus derechos, incluidos los de pesca y naufragio. También la porción de montaña que se encuentra entre el puerto de Jóncols y el cabo Norfeu hasta el cabo de Morell entre otras variadas propiedades.

Fue el origen de la ciudad de Rosas aunque el dominio sobre la villa no le fue concedido hasta 1362.

Testamento del 20 de febrero del 989

En su testamento, fechado el 20 de febrero 989, y en el cual nombra albaceas, entre otras personas , a su mujer Guisla, Gausfredo realiza una serie de donaciones a las iglesias de Santa María y San Félix de Gerona, al monasterio de San Pedro de Roda, a la iglesia de Santa Eulalia de Elna, a los monasterios de San Quirce de Colera, San Andrés de Sureda, San Genís de Fontanes y San Esteban de Agusà y a la iglesia de San Martín de Ampurias.

En dicho testamento dispone también la división de sus posesiones entre dos de sus hijos. A Hugo le concedió el antiguo condado de Ampurias incluyendo el territorio de Perelada; a Guislaberto le otorgó el condado de Rosellón. De este modo rompió la unidad de estos territorios que había conseguido Suniario II de Ampurias y Rosellón.

Matrimonio y descendencia

Gausfredo se casó con Guisla, supuestamente hija de Ramón de Roiergue. Tuvieron la siguiente descendencia:

Bibliografía