La familia de Ramiro II

Ramiro II tuvo dos matrimonios. El primero fue con Adosinda, hija del conde gallego Gutier Osoriz, quien fue repudiada en el 931. Fruto de esta unión el rey tuvo dos hijos: Bermudo, que falleció sin descendencia en el 941, y Ordoño, nacido en el 925 y casado con Urraca Fernández, hija de Fernán González. Y una hija: Teresa, que fue esposa de García I Sánchez de Pamplona

Ramiro II se casó en segundas nupcias con Urraca Sánchez, hija de Sancho I de Navarra y Toda Aznárez. De esta unión nacieron Sancho (futuro rey de León), Elvira, Ty Velasquita.

 

Comienzos del reinado de Ordoño III

Tras la abdicación de Ramiro II, su hijo Ordoño III fue nombrado rey de León sin aparente oposición. Pero es necesario señalar que desde este momento su hermano Sancho no aparece en la documentación leonesa y parece que emigró al lado de su tío García I Sánchez, rey de Navarra, y de su abuela Toda.

Desde los inicios de su reinado tuvo que hacer frente a nuevas acometidas de ‘Abd al-Rahman III. En concreto el año 951 hubo dos: la primera dirigida por el gobernador de Badajoz; la segunda, en torno a Talavera, por el gobernador de Toledo. Ambas victoriosas para los cordobeses.

Las fuentes musulmanas citan otra campaña victoriosa en el 952 y dos más en el 953. De este último año cuenta al-Bayan al-Mugrib:

«El caíd Ahmad ibn Yala hizo contra Yilliqiyya una expedición, en la que Allah le permitió dar muerte a los guerreros y cautivar a las mujeres y a los niños, incendiar aldeas y aniquilar las riquezas de los infieles. El viernes 28 de rebi [12-VIII] se leyó en Córdoba la carta que anunciaba estos éxitos al mismo tiempo que otra del caíd Ghalib (contra Castilla) anunciando igualmente los grandes triunfos que él había conseguido sobre los infieles y el mal que Allah le había permitido hacerles. Poco después llegaba a Córdoba un convoy de cruces y campanas cuya entrada en la ciudad fue motivo de regocijo para los musulmanes».

 

La rebelión del 954

Este año Ordoño III tuvo que hacer frente a un intento de su hermano Sancho de destronarle y apoderarse del trono leonés. En este objetivo fue apoyado por su tío García, rey de Pamplona, y por Fernán González. Cada uno de ellos avanzó hacia León con su propio ejército. Ordoño III se defendió con éxito y los rebeldes tuvieron que regresar a sus territorios. Tras este hecho Fernán González volvió al servicio de Ordoño III sin que hubiera más problemas entre ellos hasta el fin del reinado de Ordoño.

Para explicar el comportamiento de Fernán González en contra de su yerno se han esgrimido varias hipótesis fundadas en una adición del obispo Pelayo de Oviedo que afirma que Ordoño III habría repudiado a su esposa Urraca Fernández para casarse con una mujer llamada Elvira o Teresa, la cual sería madre de Bermudo II. Sin embargo actualmente varios investigadores han puesto en duda este repudio y aseguran que la Bermudo II es hijo de Ordoño III y Urraca Fernández.

Es muy difícil conocer el porqué del apoyo de Fernán González al príncipe Sancho. Lo único que se puede asegurar es que la relación entre el conde y el reino de Navarra era muy estrecha, así como la relación entre el conde y Sancho Ramírez, que estuvo en Burgos junto a Fernán González hasta el 947.

 

Últimos años de Ordoño III

Los ataques cordobeses vuelven en el 955. El 22 de julio de ese año dirigieron atacaron la fortaleza castellana de San Esteban de Gormaz, venciendo a los castellanos pero sin conseguir el dominio de la misma. Mientras tanto, Ordoño III tenía que enfrentar una rebelión de los condes gallegos que fue sometida rápidamente y luego inició una razzia contra Lisboa.

En este tira y afloja continuo se inician conversaciones de paz, que parece que fue firmada a fines del 955 a cambio de que muchas plazas fronterizas fueran entregadas a los musulmanes o, al menos, desmanteladas. En el 956 Ordoño solicitó la inclusión en la tregua del conde Fernán González tal y como cuenta Ibn Jaldún: “En el año 345 mandó pedir la inclusión de Firdiland ibn Abd S.l.b. conde de Castilla, de lo cual ya nos hemos ocupado, y Al-Nasir accedió a lo solicitado por Ordoño hijo de Ramiro, como lo dijimos antes”.

Ordoño III muere de enfermedad entre los meses de septiembre y noviembre en Zamora y es enterrado en León. Su última mención como rey el del 30 de agosto de 956. Aunque contaba con un hijo, Bermudo, su hermano Sancho va a aprovechar la oportunidad para asumir de forma pacífica el trono leonés con apoyo de los navarros y del conde de Castilla. Su primera mención como rey data del 13 de noviembre del 956.