Ramiro II. [?-950]

Rey portucalense (926-931) y rey de León (931-950)

Hijo de Ordoño II y Elvira Menéndez. Participó con sus hermanos Alfonso y Sancho contra Alfonso Froilaz. Tras expulsarlo de León (926), Ramiro se encargó del gobierno de los territorios portucalenses, entre los ríos Miño y Mondego con el título de rey aunque subordinado al rey de León.

Ramiro II subió al poder tras la cesión del trono por su hermano Alfonso IV, el Monje (931). Alfonso se arrepintió de esta decisión en el 932 y quiso recuperar el trono por las armas pero Ramiro II venció a su hermano y lo hizo prisionero. Estos hechos fueron aprovechados por Alfonso Froilaz, rey de Asturias, para intentar recuperar el trono de León, pero Ramiro II pasó a Asturias y derrotó a los tres hijos de Fruela II, encerrándolos en la misma prisión en que se encontraba Alfonso IV. Cegó a los cuatro y los trasladó al monasterio de Ruiforco donde vivieron hasta su muerte. De esta forma Ramiro II logró reunir bajo su mando todos los territorios de la corona leonesa.

Ramiro II se enfrentaba a un enemigo renovado en la persona del califa ‘Abd al-Rahman III, pero aún así mantuvo una actitud enérgica, expansiva y ambiciosa, apoyándose en su alianza con Navarra. Se casó con Urraca Teresa, hija de Sancho I Garcés y Toda Aznárez.

Tras resolver sus problemas internos (932) franqueó la Sierra de Guadarrama y sitió Magerit (Madrid), desmanteló sus murallas y mató a su guarnición y a todos sus habitantes. Después siguió hasta Talavera, con idéntico resultado y regresó de nuevo a León. ‘Abd al-Rahman III reaccionó y en el 933 envió una aceifa contra Osma, donde los cordobeses fueron derrotados por los leoneses y los castellanos de Fernán González. Otra acometida en el 934 sitió a Ramiro II en Osma, devastó la comarca y destruyó varias fortalezas, entre ellas Burgos, arrasando el monasterio de San Pedro de Cardeña, cuyos monjes fueron pasados a cuchillo.

‘Abd al-Rahman III decidió lanzar una expedición decisiva contra los cristianos, la “campaña del poder supremo”, en el 939. Nombró general al esclavo Nachda, irritando así a los oficiales árabes, que juraron hacer pagar al califa esta ofensa. El 5-VIII-939 las tropas cordobesas se enfrentaron a las leonesas, pamplonesas, castellanas y las del rebelde Ben Ishag al-Qasiví en Simancas. Los oficiales árabes del califato se dejaron vencer e iniciaron una retirada ordenada pero los cristianos se lanzaron en su persecución y llegados a Alhandega o Albandiego, a orillas del río Tormes, en el sur de la provincia de Salamanca, ambos bandos se volvieron a enfrentar. Nachda pereció en el combate y los cordobeses fueron prácticamente aniquilados, incluso ‘Abd al-Rahman III estuvo a punto de caer prisionero o muerto. Ramiro II extendió su frontera hasta el río Tormes repoblando Salamanca, Ledesma, Alba de Tormes, etc…

En los años siguientes ‘Abd al-Rahman envió numerosas aceifas contra el territorio cristiano que a su vez eran respondidas por otras razzias sobre territorio califal.

En el 943 el conde castellano Fernán González, junto con su yerno Diego Muñoz, se levantó contra Ramiro II, pero fueron encarcelados. La necesidad de mantener las tropas cristianas unidas llevó a su liberación en el 945, y para fortalecer los lazos con el condado de Castilla, se concertó el matrimonio entre Ordoño, hijo de Ramiro II, y Urraca, hija de Fernán González.

En el 950, al regreso de un viaje a Oviedo, murió víctima de una grave enfermedad y fue enterrado en el monasterio de San Salvador de León que había fundado para su hija Elvira.

De su primer matrimonio con Adosinda Gutiérrez, hija de conde gallego Gutier Ortiz, nació Ordoño, que le sucedió en el trono. De su segundo matrimonio con Urraca Sánchez, hija de Sancho I Garcés de Navarra y Toda Aznárez: Sancho I y Elvira.