Ordoño III [c. 925- Zamora, 956]

Rey de León (951-956)

Hijo de Ramiro II de Léon y su primera esposa, Adosinda Gutiérrez

Subió al trono tras la renuncia de su padre. Su reinado está marcado por el enfrentamiento con su hermanastro Sancho El Gordo, hijo de Ramiro II y Urraca Sánchez, descendiente del rey navarro Sancho I Garcés. Las consecuencias fueron enfrentamientos armados que marcaron el inicio de la decadencia del reino leonés.

Sancho se encontraba como gobernador en Burgos y supo atraer a su causa al suegro de Ordoño III, el conde castellano Fernán González, al que prometió devolver los bienes que le fueron confiscados por Ramiro II cuando se rebeló contra él. Asimismo también contó con el apoyo de su tío, el rey de Pamplona.

Pamploneses y castellanos acudieron con la intención de tomar León y destronar a Ordoño III. Sin embargo, encontraron una fuerte resistencia y no lograron alcanzar su objetivo.

Poco después hubo otra rebelión en Galicia, que el rey acudió a sofocar con éxito. Desde allí bajó hasta la desembocadura del río Tajo y tomó y saqueó Lisboa (955), para luego volver a León.

La respuesta de los andalusíes no tardó en llevarse a cabo. Entraron por el territorio castellano hasta Burgos, saqueando y devastándolo todo a su paso. Esta acometida hizo reconciliarse a Fernán González con Ordoño III.

El pacto con los navarros estaba roto y la situación del reinó aconsejó firmar una tregua con ‘Abd al-Rahman III, que también deseaba esta paz para poder centrarse en su acciones contra el norte de África. Las conversaciones se iniciaron a fines del verano o en el otoño del año 955.

En el 956 Ordoño solicita que se incluya en dichas negociaciones al conde Fernán González, pero Ordoño no pudo llegar a firmar la paz pues le sorprendió la muerte en Zamora. Sus restos se trasladaron a la iglesia de San Salvador de León. Fue sucedido por su hermanastro Sancho I El Gordo.

 

Matrimonio y descendencia de Ordoño III

Contrajo matrimonio, en torno al 944, con Urraca Fernández, hija del conde castellano Fernán González. De esa unión nacieron dos hijos: el futuro Bermudo II y Gonzalo.