Andregoto Galíndez [Aibar, ? – Lumbier?, c.972]  (Endergoto Galindonis en la documentación medieval)

Condesa de Aragón (922-943) y reina consorte de Pamplona (c. 937 – c. 943)

 

Hija de Galindo II Aznárez y de Sancha Garcés, hermana de del rey de Pamplona Sancho I Garcés. Parece probable que, aunque Galindo II tuvo varios descendientes masculinos, acordara con el rey de Pamplona, su cuñado, que los derechos de sucesión pasaran a Andregoto y que ésta se casara con el hijo de Sancho I, con García Sánchez, primo de Andregoto (quien sería mayor que García). Estas negociaciones tuvieron lugar antes de la muerte de Galindo II (922) y en ellas se tuvieron que declarar ilegítimos todos los hijos que Galindo II tuvo con su primera esposa, Acibella1.

Cuando muere Galindo II, Andregoto es aún menor de edad y ejerce la tutoría Fortún Jiménez. Es poco conocida la cronología de la vida de Andregoto y seguimos aquí las suposiciones, bien fundamentadas, de Antonio Ubieto Arteta. Según este medievalista la boda entre Andregoto y García se realizaría en torno al año 938. Unos años antes García I había sucedió a su padre, aunque primero, debido a su minoría de edad, bajo la tutela de Jimeno Garcés. En ese momento es probable que la tutela del condado de Aragón también se ejerciera desde Pamplona.

En el 933 García I se declara mayor de edad y ejerce la tutela sobre el condado. Si el matrimonio tuvo lugar en torno al 937, entonces Sancho II Garcés habría nacido sobre el 938 y posiblemente su hermana Urraca en torno al 939 o 940. El matrimonio fue disuelto poco después, en torno al 942/943. Se sospecha que la causa formal de este repudio fuera el parentesco de ambos (recordemos que eran primos). Con esta anulación Andregoto fue desposeída del gobierno del condado y sus derechos pasaron a su hijo, el futuro Sancho II Garcés. De esta forma el condado de Aragón se integró en el reino de Pamplona.

García I se casó luego con Teresa de León, hija de Ramiro II, quien aparece por primera vez en la documentación pamplonesa en el 943, en una donación que los reyes hacen a San Millán de la Cogolla, otorgándole el monasterio de Villar de Torre. Andregoto se retiró a la localidad navarra de Lumbier.

En el año 971 aún vivía. Así lo atestigua un documento fechado el 21 de junio de 971 perteneciente al Cartulario de Siresa. En él Andregoto Galíndez, su hijo Sancho II Garcés yb la mujer de éste, la reina Urraca Fernández, donan al monasterio de San Pedro de Siresa la villa de Javierremartes (Szaberri) y en él se dice «Ego Endregoto Galindonis et prole eius Sancio Garseanis rex eut uxor eius Urraca Fredenandiz…».

Existe otro documento fechado en el reinado de Sancho II pero sin data («Regnante autem rex Sancio Garseanes in Pampilonia et sua genitore regina donna Endergoto in Lumberri…» ) en el que la protagonista es doña Andregoto y que nos indica que reside en la localidad navarra de Lumbier. Procede del Becerro de Leyre y se denomina la Carta de Lisave. En él la reina Andregoto interviene ante doña Oria y su marido Lope Blascones para que entreguen a la iglesia de Santa María y San Saturnino de Lisabe una tierra a cambio de una vaca con su becerro.

Andregoto murió en el año 972.

 Andregoto Galíndez. Pintura de Antonio Callaved

1.En las Genealogías de Roda se nos dice que Galindo II Aznárez tuvo descendencia masculina. De su primera esposa tuvo al obispo Redumtus y a Miro; y varios ilegítimos: Guntislo, Banzo, Belasco y Aznar.  Además nos informa de que Guntislo se casó con Oria, hermana de Jimeno Galíndez de Beral.

Bibliografía

Ubieto Arteta, Antonio: Doña Andregoto Galíndez, reina de Pamplona y condesa de Aragón. Actas del Primer Congreso Internacional de Pirineo, pp. 111-128, 1952. CSIC. Zaragoza.