Esposa de García Íñiguez († c. 882), reina consorte de Pamplona.

El rey García Íñiguez (851/852-c. 882) estuvo casado con Urraca de quien no existe ningún dato documental para conocer su linaje.

Es el antecedente más remoto de este nombre en la dinastía pamplonesa. Su existencia es algo controvertida ya que no figura citada en las Genealogías de Roda, pero sí aparece mencionada en un documento de un siglo más tarde¹. Igualmente es citada por el Rodrigo Jiménez de Rada en su Rebus Hispaniae:«Este [Íñigo Arista] tuvo un hijo llamado García, al que casó con Urraca, que era de estirpe real»².

Hipótesis de su origen Banu Qasí

Jaime de Salazar y Acha³ propone una hipótesis basada en la onomástica para proponer que esta Urraca procede de la familia muladí Banu Qasí, con múltiples lazos de parentesco, políticos y económicos con la familia real pamplonesa. Según él sabemos que Urraca, de su matrimonio con el rey García Íñiguez tuvo un hijo que subió al trono pamplonés con el nombre de Fortún Garcés y, conociendo la presencia constante de este nombre en la dinastía muladí de los Banu Qasi ¿sería muy atrevido suponer que esta reina Urraca perteneciera también a la dinastía del valle del Ebro de donde salió otra homónima, reina de Asturias, esposa de Fruela II?.

En caso de ser cierta esta suposición, esta reina pamplonesa podría haber sido hija de Fortún ben Musà († 874), nieta paterna de Musà ben Musà y Assona Íñiguez y prima de Muhammad ben Lubb, el abuelo de la Urraca que fue segunda esposa de Fruela II.

Hipótesis de su origen gascón

Por otro lado el historiador francés Jaurgain4 supone que la mención de Rodrigo Jiménez de Rada significa que es de la misma estirpe real que el rey pamplonés. Al suponer que la dinastía pamplonesa procede de los duques de Gascuña, cree que es hija de Sancho Sánchez de Gascuña.

Descendencia

García Íñiguez y Urraca fueron padres de:

 


1. Se trata de un documento sin data de San Juan de la Peña (UBIETO ARTETA, Antonio, Cartulario de San Juan de la Peña, «Textos Medievales 6», Valencia 1962, I, p. 38) que, al tratar de una antigua donación, concluye: «et postea confirmaverunt eam rex domnus Garcia et regina domna Urraca maiore».

2. Jiménez de Rada, Rodrigo: Historia de los hechos de España (Trad. Juan Fernández Valverde), Ed. Alianza, Madrid, 1989. Libro V, Cap. XXi, pág. 213. En latín: Urracam, de Regio semine.

3. Salazar y Acha, Jaime de: Urraca. un nombre egregio en la onomástica altomedieval. Revista En la España Medieval, Universidad Complutense de Madrid, 2006.

4. Jean de Jaurgain: Biscaye, de la vicomté de Béarn, et des grands fiefs du duché de Gascogne, Pau, 1898-1902, 2 vol, 1898 pág. 146, nota 4.