García Íñiguez [?-870]

Rey de Pamplona (851/852-870)

Hijo de Íñigo Arista y Onneca de Pamplona. Sucede a su padre tras su fallecimiento. En el 859 los vikingos desembarcaron en la costa de Guipúzcoa y llegaron hasta Pamplona. García les hizo frente pero fue derrotado y hecho prisionero. Fue liberado a cambio de una fuerte suma de dinero. En este trance no fue ayudado por su aliado Musà ben Musà, y dolido por ello contrajo matrimonio con la hija de Ordoño I de Asturias, Leodegundia, formando una alianza navarro-asturiana contra los Banu Qasí. A su vez, su hija Jimena se casó con Alfonso III en torno al año 869.

García quiere expandirse a costa de las posesiones andalusíes. Junto con sus nuevos aliados ataca la fortaleza de Albelda y derrota a los Banu Qasí (859). Esto obliga a Muhammad I tener en cuenta al nuevo enemigo y en el 860 lanza una ofensiva contra Pamplona, arrasando todo lo que encuentra a su paso. García fue derrotado y pasó a ser tributario de Córdoba, dejando a su hijo Fortún Garcés en prenda en Córdoba durante veinte años.

García murió en el 870, y como su hijo Fortún permanecía en Córdoba, la regencia del trono lo asumió García Jiménez.

Matrimonios y descendencia

Parece ser que García Íñiguez tuvo dos matrimonios. El primero con Urraca, de la que se desconoce su procedencia a ciencia cierta. El segundo con Leodegundia, una supuesta hija de Ordoño I de Asturias.

La descendencia de García Íñiguez fue: