Ta’laba o Thalaba ben Salama al-Amili ( ثعلبة بن سلامة العاملي[?-?]

Valí de Al-Ándalus (742-743)

Llegó a la península junto con Balch ben Bisr en el 741, con los restos del ejército sirio enviado por el califa Hisham a combatir la revuelta bereber. A la muerte de Balch fue nombrado valí (agosto 742) y continuó la política de reparto de tierras entre los sirios recién llegados iniciada por Balch. Esto provocó las iras de los baladíes y de los bereberes.

Los bereberes se volvieron a sublevar en Mérida. Ta’laba lanzó una incursión victoriosa contra ellos. Mientras tanto, los baladíes entablaron conversaciones con el gobernador de Ifriqiya, Handhala ben Safwan, con el objetivo de resolver la situación que les enfrentaba con los sirios recién llegados. Envió a Abu-l-Jattar para resolver la disputa. Pero éste, en marzo del 743 destituyó a Ta’laba y se proclamó valí.

Ta’laba embarcó hacia Ifriqiya y sirvió a las órdenes de Handhala ben Safwan en el norte de África. Posteriormente volvió a su región de origen, Jordania, donde fue gobernador.