Épica medieval

Los orígenes de Castilla, es decir, el contexto geográfico e histórico del condado de Castilla, son el origen del corpus de literatura épica medieval más importante de la península Ibérica.

La épica medieval castellana abarca desde los mismos inicios de Castilla, con la leyenda de sus primeros jueces, pasando por su liberador mítico, el conde Fernán González, cuya historia fue escrita en el Poema de Fernán González; sigue con los hechos protagonizados por la nobleza guerrera en época del conde García Fernández contra el poderoso Almanzor, expuestos en Los Siete Infantes de Lara; y por los actos de La condesa traidora; y acaba con el asesinato del último conde, García Sánchez, el Infant García.

Ya en el siglo XI continúa con la más famosa de todas las composiciones: el Poema de Mio Cid, que se escapa de nuestro espacio cronológico, aunque sí estudiaremos Las Mocedades de Rodrigo, dedicado a la juventud de Rodrigo Díaz de Vivar, por contener múltiples referencias al condado de Castilla.También podemos incluir aquí el Cantar de Sancho II, que narra la lucha del primer rey de Castilla contra sus hermanos.

La épica medieval castellana es escasa en comparación con la francesa o la italiana. Solo han llegado hasta nuestros días cuatro cantares de gesta: el Poema de Mio Cid, el Cantar de Roncesvalles, el Poema de Fernán González y las Mocedades de Rodrigo. Ninguno de ellos está completo y tienen lagunas que han podido ser reconstruidas gracias a su prosificación en crónicas históricas posteriores.

El Poema de Mio Cid carece de los folios iniciales y tiene un par de lagunas en su trama. De El Cantar de Roncesvalles nos han llegado cien versos en dos folios. El Poema de Fernán González se detienen después del verso 3.000 y las Mocedades de Rodrigo en el verso 1.200.

La causa es que muchos de estos cantares se han perdido con el paso del tiempo aunque seguro que hubo muchos más títulos épicos castellanos. Por ejemplo, Alan Deyermond recogía en su artículo «The Lost Literature in Medieval Spain» una lista de 170 referencias, de noticias directas y testimonios fidedignos que apuntaban a la existencia de más obras épicas.

La épica medieval castellana pervivió en las crónicas de los siglos XIII y XIV y se fragmentó en romances en los siglos XV y XVI.

Obras de la épica medieval castellana

El conjunto de obras épicas que se centran de algún modo en el condado de Castilla, también llamado ciclo condal o de los condes de Castilla, es el siguiente:

  • Poema de Fernán González. Junto con el Poema de Mío Cid, la obra épica medieval castellana más conocida. Probablemente escrito por un monje del monasterio de San Pedro de Arlanza, ha llegado a nuestros días en un manuscrito de la segunda mitad de siglo XV. Narra la biografía legendaria del conde Fernán González y lo mitifica como héroe nacional castellano.
  • Los Siete Infantes de Lara
    Obra que narra las intrigas y los enfrentamientos entre doña Lambra y su esposo Ruy Velázquez de Lara contra los siete infantes de Lara, hijos de Gonzalo Gustioz. Y cómo Mudarra González, un hermanastro de éstos, logra venganza. Hasta nuestros días ha llegado prosificado y muy fragmentado.
  • La condesa traidora
    Situado en los tiempos del conde García Fernández y en sus enfrentamientos con Almanzor, narra la supuesta traición de su esposa en connivencia con Almanzor. La condesa desea la gloria de ser reina de Córdoba y no duda en traicionar a su esposo y a su hijo Sancho García para conseguirlo.
  • El Romanz del Infant García
    Narra los hechos que sucedieron en torno al asesinato del último conde de Castilla: García Sánchez. Aunque no ha llegado en verso, sí se ha podido recuperar a partir de las crónicas medievales.
  • Las Mocedades de Rodrigo. Cantar de gesta que habla de la niñez y la juventud de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid. Nos ha llegado en un manuscrito del siglo XV dedicado a la Crónica de Castilla. La copia parece haber sido realizada en la diócesis de Palencia.
  • El Cantar de Sancho II. Aunque estrictamente su historia es del primer rey de Castilla, sus características son muy similares al resto del ciclo condal. Ha llegado prosificado en la Crónica Najerense y en la Primera Crónica General.

I. Invocación e introducción – Poema de Fernán González

  Estrofas 1 a 13 del Poema de Fernán González 1 En el nonbre del Padre, que fizo toda cosa, del que quiso nasçer de la Virgen preciosa, e del Spiritu Santo, que igual dellos possa, del conde de Castiella quiero fer vna prossa En el nombre del Padre que hizo toda cosa, del que quiso nacer de la Virgen preciosa y del Espíritu Santo, que igual que ellos posa,