Guillermo de Septimania [29 noviembre 826 – 850]

Conde Tolosa (844-849), conde Gascuña y Burdeos (845-847) y conde de Barcelona y Ampurias (848-850)

Hijo del conde Barcelona, conde de Tolosa y duque de Gotia Bernardo de Septimania y de Dhuoda. Pasó sus primeros años en la compañía de su tío Teodorico, conde de Autum. Tras su muerte, en torno al 830, fue acogido por el emperador Luis I, el Piadoso. Posteriormente pasó a la corte de Carlos II, el Calvo. Guillermo pidió a Carlos en el 841 los territorios borgoñones de su tío. Le fueron concedidos y se le prometió para más adelante el condado de Autum.

Pero en el 842 su padre, Bernardo, encabeza una rebelión contra el emperador Carlos II el Calvo, apoyando a Pipino II. En consecuencia, Bernardo pierde sus territorios, que pasaron a manos de Sunifredo. En el 844 Bernardo fue decapitado y entonces es Guillermo quien recoge el testigo. Combate al lado de Pipino II en la batalla de Angumois (junio 844) y éste le encomienda el condado de Tolosa, en disputa con el conde Frédol, nombrado por Carlos II el Calvo, quien finalmente se hace con el cargo. En el 845 le encomendó los condados de Gascuña  y Burdeos. En el 847 los vikingos atacaron Burdeos y la mantuvieron sitiada. Guillermo fue apresado antes de que Carlos II pudiera llegar con refuerzos. Se desconoce exactamente cuándo y cómo fue liberado Guillermo de los vikingos.

Vuelve a aparecer en el condado de Barcelona y Ampurias-Rosellón en el 848, obedeciendo a Pipino II y en contra de Carlos II. En el 848 falleció Sunifredo I, puede que en algún enfrentamiento contra las tropas de Guillermo. Guillermo logró hacerse con el control de sendos condados. En el verano del 849 Carlos II decide asediar Tolosa. El conde Frédol de Tolosa acoge sus tropas y es ratificado en el cargo. Mientras tanto Pipino II huye.

Carlos II nombra a Alerán conde de Barcelona y de Ampurias-Rosellón así como marqués de la Septimania. También nombra a Isembard como adjunto de Alerán. Por otro lado, concede a Wifredo los condados de Gerona y Besalú; y a Salomón los de Cerdaña, Urgel y Conflent. Ante esta situación Guillermo pide la ayuda del emir ‘Abd al-Rahmán II.

En febrero del 850 Carlos II se encamina hacia Aquitania. Pipino II y sus partidarios se enfrentan a él: Sancho II Sánchez de Gascuña logra entrar en Burdeos; y Pipino y Guillermo de Septimania, con la ayuda del ejército cordobés, asedian Gerona, devastando la zona aunque si lograr entrar en la ciudad. Carlos II envió refuerzos y derrotó a Guillermo quien acabó por refugiarse en Barcelona. Allí fue apresado por nobles partidarios de Carlos II y ejecutado. Alerán e Isembard pasan a gobernar también el condado de Barcelona.