Etiqueta "condado de ampurias"

Historia del condado de Ampurias

Aunque para muchos el nombre de Ampurias está sobre todo relacionado con las ruinas de Ampurias, la antigua ciudad griega y romana de Emporion, en esta zona, durante la Alta Edad Media, existió un condado con una rica historia que permaneció independiente durante varios siglos.

Mapa del condado de Ampurias

Mapa del condado de Ampurias

El condado de Ampurias fue uno de los condados medievales en los que se organizó la Marca Hispánica del reino franco. En torno al año 812 Carlomagno cedió el pago de Ampurias, hasta el momento integrado en el condado de Gerona, a un noble de origen godo llamado Ermenguer. La capital del condado se encontraba ya en la localidad de San Martín de Ampurias, antigua sede episcopal, muy cercana a las ruinas grecorromanas.

El condado de Ampurias bajo el dominio franco

En torno al 817 el condado es concedido a Gaucelmo, conde de Rosellón, iniciándose así una unión que se mantendrá durante varios años. El condado de Ampurias y Rosellón pasó por varios condes sin tener personalidad propia salvo bajo el gobierno de Suniario I (834-848).

En el 862 cuando el conde Hunifredo se rebela contra Carlos II el Calvo y el condado de Ampurias se asigna a los hermanos Suniario II y Delá, posiblemente hijos de Suniario I. Estos logran establecer un dinastía condal en el territorio. Una de sus acciones más importantes fue el ataque de la flota de Ampurias contra la ciudad de Pechina en al-Andalus (891), como respuesta a las incursiones piráticas sarracenas. La expedición acabó en una tregua.

A partir del 896 el condado se incorporó el territorio de Rosellón.

La dinastía condal de Ampurias

Suniario II logró que sus descendientes gobernaran el condado de Ampurias. Su hijo Gausberto tuvo que hacer frente a una invasión magiar (921) y a varias sarracenas. Una de ellas atacó Castellón de Ampurias, localidad que, pocos años después, se convertirá en la capital del condado precisamente por la presión de los andalusíes contra la ciudad costera de San Martín. Precisamente un ataque de ‘Abd al-Rahman III contra San Martín de Ampurias en el 935 causó graves daños y motivó que el conde Gausfredo I hiciera una expedición de saqueo contra Tortosa y Valencia (936).

Gausfredo I logró también desligarse de los reyes francos. A su muerte en el 991, dividió el condado entre su hijos otorgando Ampurias a Hugo I y el Rosellón a Guislaberto I, rompiendo así la unidad del condado. Hugo I trató de reunificar los territorios pero no tuvo éxito.

Su hijo Ponce I construyó la sede episcopal de Castellón de Ampurias, que fue consagrada en el 1064. Mantuvo los enfrentamiento con los condes de Rosellón y fue el primer conde de Ampurias que acuñó moneda propia.

Su hijo Hugo II trasladó definitivamente la capital del condado a Castellón de Ampurias (1078) y firmó la paz con Guislaberto II de Rosellón (1085).

El condado de Ampurias entre los siglos XII y XIV

A partir del siglo XII el condado de Ampurias  cae en la órbita del condado de Barcelona. Ponce II mantuvo varios enfrentamientos contra Ramón Berenguer III y tuvo que renovar su vasallaje.

Pero el condado se mantuvo independiente, posteriormente rindiendo vasallaje al rey aragonés. Varios de sus gobernantes participaron en importantes acciones militares como las Cruzadas, la batalla de Muret o la batalla de las Navas de Tolosa.

Finalmente, el conde Hugo VI (1322-1325)  cambió el condado de Ampurias al infante Pedro de Aragón por varios territorios en el Reino de Valencia. De este modo el condado de Ampurias se integró en la Corona de Aragón.

Condes de Ampurias hasta el siglo XI