Alfonso III va a dividir sus posesiones entre sus hijos, legando al primogénito, García, León y las tierras foramontanas (entre las que se incluye Castilla); a Ordoño, Galicia y Portugal; y a Fruela, Asturias. Con García va a volver el impulso expansivo que va tener dos frentes en el ámbito castellano. Por una parte, se va a alcanzar el río Duero en el año 912 y va a acometer también por la zona riojana, punto de convergencia de los intereses leones, navarros y musulmanes. Precisamente tras tomar diversas fortalezas riojanas, y a su vuelta a Zamora va a encontrar su muerte, en marzo del 914. No tuvo descendencia y le sucedió su hermano Ordoño.

Contexto histórico

Ya hemos dicho anteriormente que tres van a ser los protagonistas de este momento histórico en Castilla. Para mayor claridad vamos a exponer en una tabla las menciones que de cada magnate se hace en distintos documentos en el periodo comprendido entre los años 885 y el 932:

Año
Castilla
Burgos
Cerezo
Lantarón
Álava
886
         
887
         
888
         
889
         
890
         
891
         
892
         
893
         
894
         
895
         
896
         
897
     
898
         
899
Munio Núñez
     
900
         
901
         
902
         
903
       
904
         
905
         
906
         
907
         
908
         
909
Munio Núñez
       
910
         
911
       
912
       
913
     
914
       
915
     
916
       
917
       
918
         
919
       
920
         
921
   
922
     
923
         
924
       
925
         
926
     
927
         
928
         
929
     
930
         
931
     
932

 

La expansión castellana hacia el río Duero (912)

Es lógico pensar que el conde Munio Núñez, que a partir de ahora vemos en la corte leonesa al lado del rey García, haya influido en la decisión de expandir las tierras del reino hasta alcanzar el río Duero en su parte oriental. Munio Núñez ya no vuelve a figurar desde el 909 como conde de Castilla, sino únicamente de Amaya, su solar, el lugar desde donde había emprendido la repoblación de Castrojeriz.

Ahora son dos los magnates importantes sobre el terreno: Gonzalo Fernández, desde su centro en Burgos, se titula conde de Burgos y de Castilla; Gonzalo Téllez, desde sus fortalezas orientales, se hace llamar conde de Lantarón y Cerezo. Y esta situación es cuando las diversas crónicas se hacen eco de que “en el año 912 poblaron los condes Nuño Núñez, Roa; Gonzalo Téllez, Osma; y Gonzalo Fernández, Aza, Clunia y San Esteban, junto al río Duero”. [ACP] [ACS].

Se conforma así otra frontera a lo largo de un río. Hace casi algo más de cien años, se comenzó a fortificar la ribera del Ebro, y en un siglo se pasa sucesivamente de norte a sur por el Arlanzón, el Arlanza, el Esgueva y se llega a Duero. Se van a revitalizar antiguas ciudades como Roa (la antigua Rauda arévaca y romana), Clunia y Osma (Uxama).

Pronto se configurará una nueva línea fronteriza de la que aún quedan vestigios tanto arqueológicos como toponímicos. Así, la nueva frontera irá de oeste a a este: Peñafiel, Curiel de Duero, Haza, Roa, Castrillo de la Vega, Gumiel de Hizán, Aranda de Duero, Torre de Salce, Caleruega, Vadocondes, Alcozar, Langa, Torres de Guisando, San Esteban de Gormaz, Peñaranda de Duero, Abolmondar, Abolazaba, Berlangas de Duero, Gormaz, y Osma.

La frontera riojana

García va a dar un nuevo impulso a la frontera riojana apoyándose en el conde de Lantarón y Cerezo, Gonzalo Téllez y del conde Fernando Díaz, sito en Lantarón. Aprovechando que en el 912 había muerto el emir ‘Abd Allah y su sucesor ‘Abd al-Rahman III se dedicaba a acabar con los innumerables focos de rebelión, García I acudirá a su frontera oriental en el 913 como se atestigua en un documento con fecha del 25-X-913, en que se acredita su presencia. Y desde aquí avanzará por La Rioja, contra el Banu Qasí ‘Abd Allah ben Muhammad ben Lubb, conquistando Nájera y Calahorra y sitiando Arnedo, que resistió.

Sin embargo, las tropas leonesas se retiraron, quizás por una grave enfermedad de García. Poco después, en marzo del 914, García I muere en Zamora. Los avances por La Rioja apenas fueron aprovechados.