Índice Poema Fernán González

Estrofas 341 a 347 del Poema de Fernán González

 

341 Dixo Nuño Laino:«Señor, si tu quisieres,
si a ti semejasse o tu por bien tovieres,
estoviessedes quedo fasta que guaresçieres,
que por mala cobdiçia en yerro non cayeres.
Dijo Nuño Laínez:«Señor, si tú quisieres,
si bien te pareciera o tú por bien tuvieres,
estuvieseis tranquilo hasta que mejorares,
que por mala codicia en error no cayeres.
342 Non se omne en el mundo que podiesse endurar
la vida que avemos nos e vos a passar,
la nuestra grand cobdiçia non nos dexa folgar,
avemos la mesura por aqui d’olvidar.
No sé de hombre en el mundo que pudiese soportar
la que vida que tenemos nosotros y vos que llevar,
nuestra gran ambición no nos deja descansar,
la mesura, parece, que hemos de olvidar.
343 Non recuden las cosas todas a un logar,
deve aver el omne grand seso en lidiar;
si non, podra aina un grand yerro tomar,
podrie todo el grand prez por y lo astragar.
No convergen las cosas todas a un lugar,
debe tener el hombre gran sentido al luchar;
si no, podrá entonces una decisión errada tomar,
podría así su gloria arruinada quedar.
344 Los vientos que son fuertes sabemos los cansar,
el mar que es irada, vemos la amansar;
el diablo non cansa nin se puede folgar,
quiere la nuestra vida la suya semejar.
Los vientos, que son fuertes, los sabemos cansar,
la mar embravecida la vemos amansar;
el diablo no se cansa ni puede descansar,
quiere nuestra vida a la suya asemejar.
345 Dexa folgar tus gentes, a ti mesmo sanar,
tienes muy fuerte llaga, dexa la tu folgar,
dexa venir tus gentes, ca aun son por llegar,
muchos son por venir, deves los esperar.
Deja descansar a tus gentes, a ti mismo sanar,
tienes un profunda herida, déjala curar,
deja venir a tus gentes, pues aún son por llegar,
muchos quedan por venir, los debes esperar.
346 Tu seras a diez dias del golpe bien guarido,
sera ya el tu pueblo a esse plazo venido,
poner te has en el canpo con tu pueblo guarnido,
el sera muerto o preso, d’esto so bien creido.
Del golpe en diez días estarás recuperado,
tu pueblo en ese plazo ya habrá llegado,
saldrás al campo por tu pueblo bien resguardado,
él será muerto o preso, esto lo doy por asegurado.
347 Señor, dicho te he lo que dezir queria,
mejor consejo d’este, señor, yo non sabria;
non temas que lo digo por nulla covardia,
queria te guardar como al alma mia.»
Señor, te he dicho lo que decir te quería,
mejor consejo que este, señor, no te daría;
no creas que lo digo por cobardía,
te quiero proteger como al alma mía.»