Índice Poema Fernán González

Estrofas 278 a 282 del Poema de Fernán González

 

278 Fallaron de marfil arquetas muy preçiadas,
con tantas de noblezas que non serien contadas;
fueron pora San Pedro las mas d’aquellas dadas,
estan todas oy dia en su altar asentadas.
Hallaron de marfil arquetas muy apreciadas,
con tantas cosas nobles que no serían contadas;
fueron para San Pedro las más de ellas donadas,
aún están hoy en día en su altar colocadas.
279 Tomaron d’esto todo lo que sabor ovieron,
mas finco de dos partes que levar non podieron;
las armas que fallaron dexar non las quisieron,
con toda su ganançia a San Pedro venieron.
Tomaron de todo esto lo que mejor quisieron,
pero quedaron dos partes que llevar no pudieron;
las armas que hallaron dejarlas no quisieron,
con toda su ganancia a San Pedro vinieron.
280 Quand’ fueron y llegados a Dios graçias rendieron,
todos, chicos e grandes, su oraçion fizieron,
todos por una boca «Deo gratias» dixeron,
cada uno sus joyas al altar ofreçieron.
Cuando allí llegaron a Dios gracias rindieron,
todos, chicos y grandes, su oración hicieron,
todos a la vez «Deo gratias» dijeron
cada uno su joyas al altar ofrecieron.
281 De toda su ganançia que Dios les avie dado,
mando tomar el quinto el conde aventurado,
qualquier cosa que l’ copo, ovo lo bien conprado,
mando lo dar al monje que le diera ospedado.
De toda la ganancia que Dios les había dado,
mandó tomar el quinto el conde afortunado,
cualquier cosa que le tocó, lo tuvo bien ganado,
lo mandó dar al monje que le había hospedado.
282 El conde e sus gentes e todos los cruzados
a la çibdat de Burgos fueron todos llegados;
folgaron e dormieron, que eran muy cansados,
demandaron maestros por sanar los llagados.
El conde, sus gentes y todos los cruzados,
a la ciudad de Burgos hubieron llegado;
descansaron y durmieron, que estaban muy cansados,
pidieron médicos para sanar a los llagados.

 

281. Recordamos que los monjes de San Pedro de Arlanza hospedaron a Fernán González tal y como se cuenta en las estrofas 235 y 236.