Índice Poema Fernán González

Estrofas 556 a 560 del Poema de Fernán González

 

556 Querellando se a Dios el conde don Fernando,
los finojos fincados, al Criador rogando,
oyo una grande voz que le estava llamando:
«Fernando de Castiella, oy te creçe grand bando.»
Quejándose a Dios el conde don Fernando,
con las rodillas hincadas, al Criador rogando,
oyó una gran voz que le estaba llamando:
«Fernando de Castilla, hoy te aumenta tu bando.»
557 Alço suso los ojos por ver quien lo llamava,
vio al Santo Apostol que de suso le estava:
de caveros con el grand conpaña llevava,
todos armas cruzados, commo a el semejava.
Alzó arriba los ojos para ver quién le llamaba,
vio al Santo Apóstol que encima de él estaba:
una gran compañía de caballeros llevaba,
todos con armas de cruzados, a él se asemejaban.
558 Fueron contra los moros, las sus azes paradas,
—¡nunca vio omne nado gentes tan esforçadas!—;
el moro Almançor, con todas sus mesnadas,
con ellos fueron luego fuerte miente enbargadas.
Fueron contra los moros, sus haces dispuestas,
—¡nunca vio ningún hombre gentes tan esforzadas!—;
el moro Almanzor, con todas su mesnadas,
con ellos estuvieron luego muy asombradas.
559 Veien d’una señal tantos pueblos armados,
ovieron muy grand miedo, fueron mal espantados;
de qual parte venian eran maravillados;
lo que mas les pesava: eran todos cruzados.
Veían tantos hombres de una misma enseña armados,
tuvieron mucho miedo, estaban espantados;
de qué parte venían se estaban preguntando;
lo que más les pesaban: eran todos cruzados.
560 Dixo el rey Almançor:«Esto non puede ser;
¿do l’ recreçio al conde atan fuerte poder?
Cuidava yo oy sin duda le matar o prender,
e avra con estas gentes el a nos acometer.»
Dijo el rey Almanzor:«Esto no puede ser;
¿dónde le surgió al conde tamaño poder?
Pensaba yo hoy, sin duda, matarle o prender,
en cambio, con estas gentes nos habrá de acometer.»